Pensar la política para la pospandemia

El mundo posterior a la pandemia de COVID será más injusto y desigual. Cuando esta verdad (ya algo tangible para nuestro pueblo) fue expresada por Cristina Fernández de Kirchner la semana pasada, nos recordó el tamaño del desafío político. La crisis sanitaria en la Argentina se montó sobre una crisis económica que ya existía producto de las políticas neoliberales, el endeudamiento, la vulneración de los derechos laborales y el quiebre de la producción nacional.

La existencia del Frente de TODES resultó ser un punto de partida permitiendo la existencia de medidas paliativas y acciones para sostener en parte el salario, la producción y el consumo. Hoy resulta evidente que esas medidas no son la respuesta a largo plazo y debemos comenzar a delinear en este espacio las políticas para pelear contra esa concentración e injusticia resultantes de la pandemia. Todo el arco político está tomando nota de esto, desde la oposición neoliberal de Juntos por el Cambio que buscará defender la idea de “un país manejado por sus dueños” hasta el gobierno desde el que debemos reforzar el proyecto de una Argentina para todas, todos y todes.

Este es el marco sobre el que buscamos aportar en el lanzamiento del Frente Patria Grande en Tres de febrero (confirmado en el distrito por las organizaciones Nueva Mayoría, Nuestramerica y Tres Banderas) que se realizará el jueves 8 de julio a las 18 hs de manera virtual (formulario de inscripción acá) y contará con la participación de referentes nacionales y provinciales, como Juan Grabois, Federico Fagioli, Natalia Zaracho y la intervención del compañero Juan Debandi.

¿Cómo enfrentarnos a esa Argentina pospandémica, más injusta, desigual y concentrada?

La campaña de vacunación avanza y aumenta su ritmo haciendo de ese futuro algo más cercano y tangible. Los datos del crecimiento económico mejoran los indicadores del 2019 (cuando con Macri y sin Coronavirus se echaba por tierra a la producción nacional) y nos dicen que estamos ante un momento de oportunidades. Pero la inflación desatada y los golpes a los flacos bolsillos demuestra que para concretar las oportunidades debemos tocar los intereses de los poderosos. De eso se trata al final: este es el momento de pensar fuera del cuadro, de ideas creativas y planificación pública que permitan dejar de gestionar las crisis heredadas y poner al desarrollo humano en el centro de la escena. Medidas como el aporte de grandes fortunas y el debate por un salario universal son avances en ese sentido.

Hay una muestra del camino en la ampliación de derechos que el movimiento feminista viene impulsado en el marco del gobierno del Frente de TODES. La legalización de la interrupción voluntaria del embarazo, la Ley de cupo laboral trans, el impulso a la agenda con la creación del Ministerio de géneros son muestra de la relación virtuosa entre el Estado y los movimientos sociales cuando estos piensan desde el desafío de intervenir en el debate político. Ante cada conquista hay una reacción, pero el feminismo lejos de amedrentarse, siempre redobla la apuesta.

Una invitación para pensar Tres de Febrero y el país

Estos problemas no son sólo cuestión del ámbito nacional. En Tres de Febrero conocemos la gestión de un intendente que concentra las obras en el centro del distrito y en algunos barrios puntuales, dejando de lado los barrios y la periferia que se encuentran desde hace años en condiciones de desigualdad. Sólo se acuerda de la cultura y la educación cuando las usa de slogans oportunistas en alguna entrevista televisiva o para publicitar sus redes sociales. Estamos en manos de un gobierno municipal que no destina presupuesto y abandona a las mujeres, lesbianas, travestis y trans que sufren violencia de género. Que en el marco de una pandemia mundial piensa más en usar una herramienta como el estacionamiento medido para fines recaudatorios que en apostar en la presencia del Estado entregando la asistencia que el pueblo del municipio necesita.

No hay dudas de que en nuestro distrito hay vecines que quedan excluides del interés del Estado municipal. En eso consiste el proyecto de gobierno de Valenzuela y va en absoluta consonancia con la política de desigualdad que durante cuatro años desarrollaron Macri y Vidal, en Argentina y en la Provincia de Buenos Aires.

El desafío está planteado: es hora de redoblar la apuesta por un municipio que acompañe el desafío nacional del Frente de Todes. No queremos que el país del futuro sea para pocos, los poderosos de siempre; queremos un Tres de Febrero y una Argentina para todos, todas y todes.

Firmas

Mariela Di Francesco. Comunicadora, madre, feminista. Militante de Mala Junta Poder Feminista y Nueva Mayoría en el Frente Patria Grande.

Celeste Ramírez. Docente. Militante de Movimiento popular Nuestramerica.

Emiliano Medrano. Docente de Tres de Febrero. Militante de lxs Trabajadores. Tres Banderas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: