Rudas en el territorio

A través de su labor conjunta en la Casa Feminista de Tres de Febrero, conocimos a Rudas, una colectiva de compañeras feministas que se vienen organizando capacitar, contener y asistir a otras mujeres en situación de vulnerabilidad, violencia o desamparo en los barrios de Saenz Peña, Santos Lugares y Villa Raffo. Queremos que su trabajo continúe expandiéndose y tejiendo redes, que cada vez seamos más las tipas rudas en nuestro territorio.

💜¿Cómo surge esta comunidad de trabajo feminista y cuál es su vinculación con el territorio de Tres de Febrero?

Durante el 2018, intentamos generar un espacio de debate invitando a nuestras vecinas y amigas, pero siempre terminábamos siendo dos o tres, sin tener demasiado claro el objetivo. Allá por noviembre de 2019, una compañera sufrió acoso callejero y, frente al cansancio y la falta de contención en este sentido, convocó en redes sociales a todas aquellas mujeres que estuviesen dispuestas a hacer algo para cambiarlo. El 14 de diciembre, hace exactamente un año, nos reunimos por primera vez cinco vecinas de Saenz Peña y Villa Raffo (algunas conocidas y otras no) para conversar de lo que inmediatamente reconocimos como una problemática que caracteriza nuestro territorio: la falta de espacios con dedicación exclusiva a las problemáticas de género. 

Nos propusimos recabar datos de los recursos disponibles en nuestros barrios, dirigidos a víctimas de violencia de género. Recorrimos los CAPS, buscamos otras organizaciones sociales, referentas del distrito, hablamos con otras mujeres, sólo para darnos cuenta que en donde estábamos, no había asistencia en este sentido; por lo que nuestro primer objetivo fue generar una red de contención para que cualquier vecina que necesitara ayuda, no estuviera sola. El 7 de marzo de este año, el Club Saenz Peña nos abrió sus puertas para presentar nuestro proyecto y RUDAS tuvo nombre, baile y el fuego de cien mujeres que se encontraban por primera vez a conmemorar juntas el Día Internacional de la Mujer. Evento al que se acercaron compañeras de todo el distrito, entre las cuales agradecemos especialmente a Lis Diaz, Concejala de 3df y a Florencia Dupont, compañeras que, sin conocernos, ni saber bien de qué iba nuestra grupa, aceptaron tener una reunión con nosotras, nos escucharon y pusieron a disposición todos sus recursos.

💜 Cuéntennos sobre la trayectoria que fueron construyendo, entre quiénes y con quiénes. 

Nuestro recorrido empieza un poco a los tumbos, nos presentamos a principios de marzo y una semana más tarde, se declara el AISLAMIENTO SOCIAL PREVENTIVO Y OBLIGATORIO, por lo que todos nuestros proyectos de 2020 se frustraron y no nos quedó otra que empezar a pensar actividades virtuales y estrategias a partir de las cuales pudiéramos llegar a les vecines y difundir nuestra causa. Tuvimos, una vez más, la posibilidad de recorrer el territorio gracias a la asistencia alimentaria que nos consiguieron compañeras del Movimiento Evita y, en ese recorrido, volvimos a ver la realidad de muchas mujeres sin recursos, que atravesaban situaciones de violencia por la falta de estos y de información. En estos barrios, en los que aparentemente esas cuestiones están saldadas, muchas familias muy cerca nuestro pasan hambre y la asistencia del Estado llega sólo a aquellos que manejan un mínimo de información.

Paralelamente y una vez más tejiendo redes, nos sumamos a participar de la Red de Géneros de Tres de Febrero y a una guardia de emergencia, formada por compañeras de Misioneros de Francisco, Movimiento Evita y autoconvocadas, hoy constituida formalmente como CASA FEMINISTA, de la cual somos parte. Así y principalmente gracias a esta última, aunamos esfuerzos desde la diversidad de nuestros feminismos,  hicimos nuestros primeros acompañamientos, armamos protocolos de acción, nos formamos y fortalecimos nuestro trabajo de manera colectiva, y adherimos a la enorme tarea que se realiza desde las organizaciones populares hacia el distrito, entendiendo que es este trabajo colectivo el que muchas veces salva vidas.

Actualmente, RUDAS brinda asesoramiento tanto en situaciones de emergencia, como en las acciones necesarias, a fin de garantizar la seguridad de quien así lo requiera; ofrece contención, atención psicológica, asistencia con mercadería y acompañamiento en todo el recorrido que implica la ruta crítica en los barrios que ya mencionamos, replicando esta tarea en todo el distrito desde la Casa Feminista y de manera conjunta, con el resto de las agrupaciones que la componen.

💜 Hablemos de una de las tareas que proponen y realizan: la capacitación abierta. ¿Cuáles son las propuestas que ya han llevado adelante en ese plano y cuáles, las que proyectan? 

Entre las actividades que llevamos a cabo, las capacitaciones abiertas son otro resultado de la sororidad. De un tiempo a esta parte, realizamos formaciones en violencia de género, compartimos nuestros protocolos y facilitamos información sobre cómo y dónde realizar denuncias; llevamos a cabo talleres de herramientas de sanación para mujeres desde una perspectiva holística; formaciones de Economía Feminista en conjunto con las compañeras de Femilenio. También, en el marco de nuestro proyecto  Mujeres por Mujeres, intercambiamos con profesionales y voluntarias del barrio algunos de sus servicios, entre los cuales podemos destacar clases de cuidados a personas mayores, acompañamiento a mujeres gestantes, clases de técnica de acuarela, etc. Y para debatir y difundir información, todas las semanas hacemos Viernes de vivos con invitadas especiales, abordando algunas de las problemáticas que nos interpelan a todes desde una perspectiva feminista; pueden encontrarlos en nuestro perfil de instagram. Cabe destacar que todas estas actividades fueron posibles en el intercambio con compañeras feministas de todo el país que se suman con amor a la construcción de este entramado de esfuerzos.

💜 ¿Por qué creen que es importante el acceso a la información y la reflexión conjunta en estos espacios de formación, en relación con la acción territorial en ayuda de quienes sufren violencia de género?

A nuestro entender, el acceso a la información es la única forma de combatir la violencia y la desigualdad. Nos pasó y aún nos pasa a todes que en el intercambio y en la reflexión con otres podemos comprender nuestras propias vivencias, identificando que las violencias recibidas no son experiencias aisladas, sino que forman parte del engranaje de este sistema patriarcal que atraviesa absolutamente todos los ámbitos de nuestras vidas. Comprender estos mecanismos nos permite combatirlos. La mayoría de las mujeres que acompañamos logra identificar sólo algunas de todas las violencias que sufre. Lo hacen también con mucha vergüenza, culpa y miedo, por lo que muchas veces pedir ayuda sólo es opción cuando hay riesgo físico. Ahí es donde cobra importancia conocer los tipos de violencias, nuestros derechos y las construcciones sociales a partir de las cuales fuimos criades. Esto nos brinda la posibilidad de estar alertas frente a las vulneraciones y riesgos a los que estamos expuestas por razones de género. Lo notamos sobre todo en nuestros vivos y talleres, en el feedback con nuestras seguidoras, que frente a las situaciones-problema abordadas casi siempre manifiestan que vivieron lo mismo, que no supieron qué hacer o que estuvieron solas.  

💜 También trabajan en la contención y la asistencia a mujeres en situación de vulnerabilidad, violencia o desamparo; ¿podrían contarnos su diagnóstico del estado de situación en cuanto a violencia de género en nuestro territorio de Tres de Febrero? 

La situación en nuestro distrito es preocupante. El presupuesto anual por mujer en Tres de Febrero no supera los $20. Para todo el territorio -compuesto por 13 localidades-, hay una Comisaría de la Mujer ubicada en Caseros y ésta, contrariamente a lo que su nombre indica,  funciona del mismo modo que la mayoría de las comisarías: sin perspectiva de género y vulnerando los derechos tanto de quien denuncia como de las promotoras territoriales que acompañan.

Por otro lado, los dispositivos municipales no se ajustan a la complejidad que trae consigo una situación de violencia. El asesoramiento es escaso y no garantiza que la víctima acceda a la asistencia, dado que lamentablemente la falta de formación de los agentes municipales y estatales hace que los trámites (hacer una denuncia o pedir medidas de protección) dependan de la buena predisposición del personal de turno. La ruta crítica que inicia la víctima se hace en absoluta soledad y la burocracia levanta muros entre la necesidad y el acceso a la asistencia.

Tampoco se tiene en cuenta la carga emocional que trae consigo la persona que busca ayuda. No se la escucha, no se la contiene ni se la acompaña.  Los dispositivos terapéuticos – de las asistencias más solicitadas de todas-, son aquellos que brindan los CAPS, siempre sobrecargados de turnos y con mucha demora.  Desde nuestra experiencia y la de muchas vecinas, conseguir un turno tampoco garantiza que dichos profesionales trabajen con perspectiva de género, lo cual muchas veces puede ser peligroso.

Por otra parte, los recursos económicos como asignaciones y programas sociales se inician en otras dependencias municipales, por lo que se siguen sumando trámites que desgastan a las víctimas y hace que pierdan la fuerza necesaria para salir de su situación.

Éstas son las falencias que recaen sobre las organizaciones sociales, que ponen a disposición sus recursos en el intento de ser el eslabón que une la realidad de la persona que acerca su problemática, con las asistencias disponibles y el cumplimiento de sus derechos. En nuestro caso, armamos guardias, disponemos de nuestros medios de transporte, nos ocupamos de que los juzgados y las comisarías cumplan con las normativas vigentes y resguardamos al máximo la integridad y la decisión de las personas que se acercan a pedirnos ayuda. Tarea que, en definitiva, debería ser llevada a cabo o, al menos, contemplada y reconocida por el Municipio.

💜 ¿Cómo se acercan, habitualmente, las mujeres a pedir el acompañamiento de RUDAS?

Por lo general, nos contactan a través de las redes sociales o whatsapp. La falta de un espacio propio nos limita y sólo hace unas pocas semanas que recuperamos la posibilidad de estar en la calle y visibilizar nuestro trabajo, por lo que la mayoría de los casos que recepcionamos se dan de esta forma. 


💜 ¿RUDAS es un espacio abierto al que poder acercarse también con ideas y ganas de poner el cuerpo para ayudar a otras?

¡Nuestra organización está siempre abierta! La idea es que cualquier vecina de los barrios de Saenz Peña, Santos Lugares, Raffo y alrededores pueda sumarse y apropiarse de este espacio. Nos propusimos tejer redes y eso implica que nadie se quede afuera. Que podamos sortear las diferencias ideológicas para construir un feminismo popular y diverso que nos vincule con todas las compañeras del distrito que persigan el mismo objetivo. 

Pueden escribirnos en nuestras redes sociales: @somosrudas en Instagram y  Somos rudas en Facebook.

💜 Siempre hay una llamada que nos permite reconocernos y sentirnos acompañadas. Nos encantaría cerrar la entrevista con las RUDAS gritando sus furias antipatriarcales y sus deseos feministas. 

A todas las mujeres y disidencias les decimos que no están solxs. Que en nuestros barrios hay resistencia y que estamos en pie de guerra contra este sistema patriarcal y opresor.

Si, a fin de cuentas, cada vez que nos pasa algo siempre es una amiga la que pone el hombro, la que nos rearma y nos seca las lágrimas, queremos que Rudas sea esa amiga que apoya, que acompaña, que sostiene.

Queremos ser fuerza para la que se siente débil,  potencia para las que bajaron los brazos, voz para las que todavía no se animan a gritar y el legado de todas las que dejaron la vida por esta causa, que lo único que pide es justicia e igualdad. Nos gusta decir que este espacio es para nosotras, para sanar, pero por sobre todas las cosas, para allanar el camino de las próximas generaciones que son el futuro y la esperanza de que una sociedad más justa sea posible. ¡SE VA A CAER!

¡Somos RUDAS! ¡Bien plantadas y en la lucha!

Entrevista realizada por Pamela Neme Scheij

Imágenes: redes sociales de RUDAS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: