Tres de Febrero tiene su Casa Feminista

En Tres de Febrero, hay un nuevo espacio feminista, impulsado por promotoras de género, militantes y vecinas trabajando en red para asistir, acompañar y facilitar recursos a las mujeres, lesbianas, travestis, trans y personas no binaries de nuestro distrito. En la entrevista colectiva que hicimos a la Casa Feminista de 3df, podremos conocer más sobre esta posta de contención, educación, ayuda y transformación, a la que podés acudir y de la que podés formar parte como voluntarie. También hablamos sobre la situación de violencia de género y de salud sexual y reproductiva en este territorio, los abordajes posibles, la ineficacia del Estado municipal y muchas otras cuestiones urgentes. Escuchémoslas.

Cuéntennos en qué consiste la Casa Feminista de 3df.

La casa feminista es un espacio común a todas las organizaciones de Tres de Febrero interesadas en trabajar, de forma colectiva, propuestas y estrategias para hacerle frente a la violencia machista que se vive en el distrito, potenciada por supuesto por el aislamiento obligatorio y la falta de intervención estatal frente a esta problemática. La idea surge debido al aumento de casos en cuarentena y la falta de recursos a la hora de defender los derechos de las mujeres frente a los organismos que entran en juego en la ruta crítica que tienen que atravesar éstas, al momento de sufrir una agresión. Somos una integración de movimientos de distintos puntos del partido que entienden que para ayudar y asistir a víctimas de violencia de género, tenemos que trabajar en forma conjunta, capacitarnos, compartir recursos y construir una red sólida de trabajo desde la diversidad de nuestros feminismos, de forma orgánica y solidaria. Necesitamos entender que la tarea colectiva y las redes feministas salvan vidas. Además, en la Casa Feminista proyectamos que funcione un espacio de primera infancia, consultoría psicológica y otras herramientas. Actualmente, estamos realizando una guardia para asistir a vecinas en situación de violencia.

¿Qué organizaciones y movimientos sociales la llevan adelante?

La Casa Feminista está conformada por movimientos y organizaciones sociales, el Movimiento Evita, Somos Rudas, Movimiento Misioneros de Francisco, la ONG Red Viva y compañeras que se acercan en forma voluntaria a participar desde su propia experiencia.

¿Qué tareas realizan las promotoras de género? ¿Qué compromisos asumen?

Asumimos la tarea de asistir a mujeres tanto en situaciones de emergencia como en el asesoramiento y acompañamiento de los trámites que haya que hacer para garantizar su seguridad. Brindamos contención, cubrimos los traslados a las comisarías para hacer denuncias, al juzgado de paz si necesitan tomar medidas, nos ponemos a su disposición para asegurar que los distintos organismos cumplan con la reglamentación conforme a la ley. Gracias a una compañera que se sumó recientemente, brindamos asistencia psicológica y hacemos un seguimiento de los casos para constatar que se encuentren bien, considerando que las situaciones son en sí mismas traumáticas y muy movilizantes para quienes tienen que transitarlas. También brindamos insumos de todo tipo: alimentos, medicamentos, productos para la gestión menstrual. Es decir, ponemos a disposición redes, contactos, recursos e intentamos ser una vía de acceso a las instituciones y al Estado; somos la famosa figura de la “acompañante” que la ley 26485 permite, pero que sin embargo en muchas ocasiones no nos dejan ejercer nuestro rol y nos invitan, con maltrato de por medio, a esperar afuera.

Es importante agregar que el primer compromiso es con nosotras mismas. Nos formamos, nos capacitamos, generamos espacios seguros donde poder crecer. Luego, está el compromiso con quienes se acercan a pedir ayuda, que nace justamente de la premisa de que sea la persona que atraviesa una situación de violencia, o que quiere ser parte de la red, quien lo pida, lo exprese. Más allá de que cada una de nosotras está inserta en diferentes ámbitos, tanto barriales como de participación ciudadana, lo cierto es que respetamos las voluntades. En cuanto a ser parte de la Casa Feminista, quien quiera puede participar. Armamos guardas fijas, de dos o tres personas, recepcionamos pedidos de ayuda muy diferentes e intervenimos.

¿Por qué es importante que el Estado Municipal reconozca la tarea de las promotoras de género?

Las organizaciones sociales sabemos que somos parte de la solución a muchos problemas sociales, culturales y económicos que se verán potenciados en la postpandemia. La tarea que realizamos las promotoras constituye un eje fundamental para bajar el índice de violencia machista en el distrito. No somos el enemigo, queremos aportar desde nuestro saber, experiencia y capacidad a mejorar la vida de las mujeres, lesbianas, travestis, trans y personas no binaries que viven en Tres de Febrero.

Es importante el reconocimiento económico de las promotoras porque se trata de un trabajo que realizamos diariamente en los barrios más humildes donde justamente el Estado no suele estar presente. Es hora de que el municipio fortalezca el trabajo que venimos realizando y reconozca nuestra tarea por el simple hecho de que se vuelve necesaria a partir de una falla en sus intervenciones, que no tienen en cuenta la realidad de las mujeres del distrito. La mayor parte de las oficinas que trabajan cuestiones género en Tres de Febrero están centralizadas en Caseros y aun así, éstas parten de una concepción desde de la cual la persona que necesita ayuda es la que debe trasladarse a las instituciones, sin que las mismas puedan garantizar el cumplimiento de sus derechos, tratos adecuados con perspectiva de género, atención psicológica, intervención de trabajadores sociales, seguimiento de los casos, etc. Nuestra participación surge para suplir estos eslabones que faltan entre la vivencia concreta de las mujeres y lo que el municipio supone que necesitan. Es fundamental trabajar de forma interdisciplinaria y conjunta con quienes poseen realmente los recursos para transformar lo que hoy es un flagelo en nuestra sociedad. Mientras tanto, estamos resolviendo con recursos propios, con propios vehículos o donaciones que nos brindan las organizaciones sociales. Necesitamos calificar nuestra tarea con recursos y formación y eso debe ser tomado por el Estado municipal.

¿Cuál es la evaluación que pueden hacer acerca de la violencia machista en nuestro distrito?

Ya en el 2015 y en adelante, según el Ministerio Público de la provincia de Buenos Aires, Tres de Febrero subió sus índices de femicidios. Sumado a eso, las condiciones de vida y de salud de las mujeres se vieron rápidamente deterioradas por las medidas del gobierno de Mauricio Macri y del Intendente Diego Valenzuela. De eso veníamos: pobreza, hambre, desocupación, violencia; a lo cual se suma la situación general de la cual aquí no somos excepción. Desde casos de femicidios, violencia física y psicológica, pasando por falta de vacantes en jardines maternales, un emplazamiento poco eficiente de los que sí hay, falta de oportunidades laborales, violencia institucional, violencia obstétrica, inseguridad y acoso callejero. Todo eso nos pone en una situación muy comprometida para la cual no se evidencian políticas públicas acordes. Solo con folletos no transformamos está situación. Vemos con preocupación el escenario que dejará la pandemia y un gobierno municipal que no cuida ni fortalece a las más humildes, a las últimas de la fila. Algo alentador: este año, por primera vez, contamos con referentas en el Concejo Deliberante con un compromiso real en las políticas de género.

¿Cómo podrían describir el accionar del Estado Municipal para garantizar el acompañamiento ante casos de violencia de género? ¿Y para garantizar la salud sexual y reproductiva?

En cuanto al accionar del Estado municipal, podemos describirlo como burocrático y desajustado. La dirección -coordinación de género- no cuenta con personal suficiente, no hay interacción con otras organizaciones con mayor experiencia en el trabajo territorial, no hay       formación       en       la       mayoría       de       los       y       las       funcionarias. Es estrictamente necesario que se garanticen no solo la posibilidad de denunciar y acceder a la justicia, sino además que se monitoree el trato recibido en comisarías, salitas, hospitales. Son casos muy graves los que hemos acompañado, y notamos que el municipio no estuvo a la altura de las circunstancias. Se nota que lxs agentes municipales no tienen militancia en género. Respecto a campañas de salud sexual y reproductiva, también tomamos un vacío; por ejemplo, tuvimos que procurar profilácticos para la Casa Feminista por cuenta propia. En fin, por su inacción o su omisión, el municipio no tiene voluntad política de terminar con este flagelo que se lleva sobretodo la vida de las mujeres más pobres.

Hablemos de desigualdades y acceso a la información, ¿cómo trabaja la Casa Feminista para desarticular esa injusticia?

Intentamos, por un lado, difundir material específico, sencillo de entender, sencillo de pasar de una persona a otra, con información concreta y actualizada. Tanto en redes como en los núcleos de funcionamiento vecinales: asambleas, ollas populares, comedores, clubes, etc. Por otra parte, a pesar de la pandemia y el aislamiento físico preventivo, desde el espacio tratamos de seguir formando promotoras. Participamos de formaciones virtualmente y estamos en movimiento asistiendo físicamente a compañeras, compartiendo nuestra trayectoria y recursos. También colaboramos con ámbitos de gestión de espacios de primera infancia para el armado de material que circula en las familias y la comunidad de los EPIs, haciendo hincapié en el reconocimiento de las tareas de cuidado y aportando sugerencias para desarticular esa injusticia en el ámbito doméstico. Algunas de las compañeras que forman parte de la Casa Feminista son, además, referentes de merenderos donde trabajan día a día con la comunidad aportando su militancia en género.

Específicamente en las situaciones de violencia de género, una de las situaciones más frecuentes es que a las víctimas no se les explica cómo es el proceso que inician o la información que necesitan para que comprendan sus derechos y posibilidades. Quedan sujetas a la predisposición de la persona que les toma la denuncia o atiende en las fiscalías, hospitales y juzgados. Ayudarles a entender la realidad de la situación de forma sencilla y clara, les quita del lugar de objeto y permite que sean ellxs quienes toman las decisiones respecto a qué hacer y cómo proseguir.

Han encarado una campaña para posibilitar el acceso a productos de gestión menstrual como necesidad básica de los cuerpos menstruantes. ¿Nos cuentan más acerca de este otro índice de desigualdad y el trabajo comunitario para visibilizarlo y revertirlo?

En este contexto, las manifestaciones solidarias y organizaciones populares han sabido paliar algunas de las necesidades básicas a las que nos expone esta crisis sanitaria. Sin embargo, los productos de gestión menstrual no son considerados aún, teniendo en cuenta que más del 50% de la población está compuesto por personas menstruantes. El costo de los mismos, el acceso y la información necesaria para atravesar mes a mes los períodos menstruales de forma más saludable y económica fue, como tantos otros aspectos, una parte invisibilizada de las realidades de muches. Hablar de gestión menstrual y considerar que también es un gasto que enfrentamos las mujeres, lesbianas y cuerpos gestantes es una forma de poner en escena esta problemática. La campaña se está realizando en muchos lugares del país y justamente plantea que el acceso a los productos para la gestión menstrual es una necesidad básica y por lo tanto, un derecho.

Para realizar la gestión menstrual, necesitás tener acceso al agua, instalaciones sanitarias adecuadas, elementos de gestión menstrual que son carísimos, acceso a la información, etc, etc. Para muchas personas, no poder acceder a esto se traduce en ausentismo escolar y laboral y/o mayores riesgos de infecciones por no tener condiciones sanitarias dignas. Así es que comenzamos a pedir donaciones de toallitas, tampones, y demás productos. Sin embargo, ésta es otra tarea que creemos que debe asumir el Estado: la distribución gratuita de métodos de gestión menstrual en salitas, escuelas y espacios comunitarios. En nuestro distrito, existe un proyecto de ordenanza sobre gestión menstrual que presentó la concejal Lis Díaz y acompañó el Frente de Todos el pasado 28 de mayo; entendemos que su tratamiento debe ser una prioridad para el concejo, sobre todo en tiempos de pandemia.

Aquellxs que quieran donar productos de gestión menstrual pueden contactarse con nosotrxs vía instagram.

Violencia machista / Aislamiento social obligatorio: cuenten todo lo que crean necesario y que no hayan podido expresar en la entrevista.

Nos cansamos de oír que la cuarentena no es igual para todxs. Claramente, las desigualdades económicas y sociales son un factor determinante para ello. Pero otro elemento no menos importante son los roles de género. Cuando cruzamos ambas, tenemos mujeres de sectores vulnerables que se ven forzadas a convivir con parejas violentas, muchas veces en viviendas multifamiliares, a las que se suma la presencia constante de lxs hijxs que ya no pasan ni siquiera un rato del día en el colegio, o jugando con amigxs. Este caldo de cultivo ha dado lugar a un crecimiento exponencial de la violencia machista en todas sus formas, y solo puede mitigarse y combatirse con una decisión política muy fuerte que, por el momento, no hemos visto, al menos en nuestro distrito. Desde que arrancó la cuarentena, claramente aumentó también el caudal de consultas que recibimos en la Casa Feminista. La solución que encontramos fue organizarnos como vecinas militantes para ayudarnos entre nosotras, recuperando el valor de la sororidad.

¿Cómo pueden las mujeres, lesbianas, travestis, trans y no binaries acercarse a la Casa Feminista de 3df, ya sea para pedir ayuda, ya sea para colaborar en las tareas que ayuden a otres?

Pueden acercarse a nosotras a través de nuestro Instagram @casafeminista3df, por medio de cualquier compañera que participe, o a nuestros nros de teléfono: 11 2530- 7409 / 11 6452-3647.

 

Entrevista realizada por Pamela Neme Scheij

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: