Destrucción de los ecosistemas, salud y pandemia: entrevista a Isla Verde

Son tiempos de pandemia mundial, de aislamiento social obligatorio, de barbijos y cuarentena, de preguntas y respuestas que nos cuenten qué está pasando realmente. Luego de escuchar el silencio en el Oeste, llega esta entrevista para sumergirnos en la profunda e indivisible relación entre coronavirus y ambiente; ambiente del que somos parte y no “que nos rodea”, como erróneamente nos han informado. ¡No es el medio ambiente, somos ambiente entero, una sola cosa toda junta!

Para reflexionar, convocamos a integrantes de Isla Verde, la organización ambiental que siembra conciencia desde el Oeste del Gran Buenos Aires. Fieles a su estilo asambleario y colectivo, devolvieron este coro de voces que se agradece y se lee con interés.

¿Qué relaciones existen entre la pandemia de coronavirus y las problemáticas ambientales tales como la deforestación, el cambio climático, la destrucción de ecosistemas y el tráfico de fauna?

Sofía La deforestación y la destrucción de los ecosistemas afectan constantemente la salud de la población. En principio, altera el equilibrio. Solamente pensando en la deforestación, se genera una mayor contaminación del aire al no haber árboles que transformen el dióxido de carbono en oxígeno. Conlleva también a inundaciones, ya que no hay bosques que absorban el exceso de lluvias, y las inundaciones generan enfermedades relacionadas a la contaminación del agua. La contaminación del aire y del agua impacta en el sistema inmunológico de las personas y las deja vulnerables a cualquier tipo de virus.

Sebastián Podemos englobar a todos los temas como una problemática ambiental unificada que venimos sufriendo hace años. Entendemos por zoonosis a cualquier enfermedad transmitida de un animal a otro animal, incluido el humano, y si vos destruís ambientes naturales, degradás ecosistemas, deforestás, vas a hacer que las especies animales tengan cada vez menos nicho ecológico, menos espacio para vivir y tengan que buscar sus recursos en otros lugares, probablemente urbanizados por el avance de la especie humana sobre los sitios naturales; ahí es cuando se entabla este contacto y el riesgo de transmisión, de una zoonosis. Puntualmente, el tráfico de fauna trae la problemática de que, tanto para mascotismo como para consumo, estás en contacto directo y se vuelve muy alta la probabilidad de contagio, con animales silvestres sobre todo, que no están preparados para convivir con el humano, a diferencia de un perro, un gato, que son animales domésticos y sí están preparados. 

Juan Hay una emergencia de enfermedades zoonóticas. Los animales salvajes, al perder sus hábitats naturales por causas antropogénicas (deforestación, crisis climática, tráfico de fauna), migran hacia zonas pobladas donde actúan como vectores transmitiendo enfermedades a los humanos.

P+íjaro

Matías Los cambios drásticos en los distintos ambientes dieron la condición para que diversas enfermedades se propagasen. La fragmentación de los ambientes provoca que los animales migren y se trasladen a ambientes urbanos. El cambio climático es un factor concomitante junto con la fragmentación de los ambientes, ya sea por deforestación, por división artificial o por cualquier otro motivo. Un apartado especial merecen los traficantes de fauna, que llevan animales no domesticados a zonas urbanas, los cuales no están adecuadamente estudiados y que no se sabe qué enfermedades pueden trasmitir. 

Sabrina A lo que han dicho les compas, pienso que todo ello se puede enmarcar en preguntarnos cómo nos relacionamos con la naturaleza al seguir produciendo/re-produciendo este sistema extractivista y capitalista. Las problemáticas ambientales de la deforestación, el cambio climático, la destrucción de ecosistemas y el tráfico de fauna tienen por detrás el pensar al humano por fuera de un ecosistema, como sujeto dominador/explotador de esta naturaleza, para que unos pocos se beneficien económicamente; y luego lo padezcamos todes (humanos y no humanos).  Se pierde el sentido del humano como una especie más, parte de ese equilibrio que decía Sofi. 

En el origen del coronavirus estarían una especie animal y el consumo humano de carnes. ¿Qué consideraciones pueden hacer al respecto?

Juan Las peores epidemias de la historia reciente se relacionan al consumo de carne: Ébola, gripe aviar, gripe porcina, vaca loca. Las condiciones de estrés y hacinamiento en la que viven los animales de las granjas industriales o los animales de caza en los mercados ilegales son caldos de cultivo. Conviven con sus desechos, comen alimento balanceado, muchas veces carecen de aire o buena ventilación, por lo cual, son muy propensos a enfermarse. En EEUU, más del 80% de los antibióticos producidos por los laboratorios se destina a la cría de ganado. Esto ha sido denunciado por agentes de Salud Pública, quienes temen que los antibióticos de última generación ya no sean eficaces para combatir infecciones, por la súper resistencia que generan las bacterias. En ambientes confinados con superpoblación de animales enfermos, es muy rápida la propagación de enfermedades contagiosas, donde los virus van mutando constantemente, pudiendo ser patógenos para los humanos que establecen contacto con ellos. Se ha considerado mejorar las condiciones de higiene y bienestar animal, pero esto encarecería demasiado los costos y los consumidores no querrían o podrían pagar tanto por ello. Tarea para el hogar: averiguar y comparar cuánto vale la carne de un animal de pastoreo y uno de feedlot. 

Matías El consumo de especies no domésticas produce situaciones de riesgo desconocidas. A su vez, se debe reconsiderar el rol de la ganadería industrial, con pésimas condiciones de higiene y hacinamiento. Donde los animales son inyectados con toda clase de antibióticos, con los riesgos de que el consumo humano de estos provoque un refuerzo y una mutación de las bacterias. Por otro lado, las condiciones de hacinamiento provocan que más individuos se contagien en simultáneo. La solución implica una reducción del consumo de carnes y a su vez, la prohibición de los modelos industriales aplicados a la vida.

Mujer

Sebastián Primero, dividiría entre el consumo de carnes de animales silvestres y domésticos. En el consumo de carnes de origen doméstico, hay controles sanitarios que en el consumo de carnes silvestres no tenés; no sabés lo que estás consumiendo, es un animal que no tuvo tratamiento veterinario, entonces aumenta la posibilidad de contagio. El consumo de animales silvestres debería estar erradicado en todo el mundo, y el de animales domésticos más controlado, tanto en el producto de consumo como en las prácticas productivas que llevan a ese producto, que en Argentina y gran parte del mundo no son amigables con el ambiente.

Sabrina A lo que dicen les compas, quizás agregar que hasta el momento no se sabe qué animal ha sido el que contagió al primer humano. En Wuhan, donde se supone inicia el proceso de pandemia, hay mercados con un importante tráfico ilegal de fauna silvestre, con especies silvestres en condiciones deplorables, se llaman “mercados húmedos”, donde la gente compra animales silvestres para su consumo o para mascotas. Sobre eso, recomendar una entrevista a Sabrina Villalba, que es bióloga e investigadora del Programa Patagonia y miembro del Proyecto de Conservación de Murciélagos en Argentina (PCMA), hablando de esto. Justamente porque, en estos días, varios medios de comunicación en el mundo salieron a decir que el culpable de la transmisión de este virus había sido un murciélago, cosa que es falso; ya que, repito, hasta el momento no se sabe cuál fue la especie animal por la que se produjo este salto de la enfermedad hacia el humano. Y esto incluso desató en varios países la matanza irracional de colonias de murciélagos, con todo lo que ello implica, ya que cumplen roles fundamentales –como toda especie- en el ecosistema (controladores de plagas de insectos, polinizadores, dispersores de semillas, entre otras). Otra vez el humano, como sujeto dominador del mundo, con este actuar dañino, afectando a otras especies, degradando nuestro ambiente y, por ende, dañando también nuestra salud. Y justamente destacar, sobre todo, que el único culpable de cómo se desarrolló esta pandemia es el humano con sus prácticas, con esta forma explotadora de relacionarnos con la naturaleza. Pero también señalar que hay varios colectivos y organizaciones que vienen poniendo el cuerpo, demostrando que hay otras formas de relacionarnos entre nosotres y con nuestro ambiente, y esto también es importante destacarlo. Porque si no quedamos en que la puerta está cerrada y ya no hay vuelta atrás; y justamente ese discurso es funcional al sistema, parece que las cosas no pudieran cambiarse y eso invisibiliza todas estas luchas colectivas que se vienen dando,  que proponen que hay otras formas de habitar posibles en este mundo. 

¿Qué pasa con el ambiente durante la cuarentena? Llega información de todo el planeta sobre reducción de contaminación y mayor visibilidad de fauna.

Sofía Las imágenes de los cielos limpios de ciudades muy contaminadas son impactantes, eso nos demuestra que hay una posibilidad de cambio y que el retorno al equilibrio todavía es posible. Ante la disminución de tráfico y de producción fabril, obviamente la contaminación del aire disminuye, por lo que tenemos que tomar conciencia también de nuestra responsabilidad en lo que consumimos y en lo que generamos como individuos. Tomar conciencia es el punto inicial para cambiar nuestras conductas: consumir menos productos industrializados, consumir agroecológico para eliminar los venenos de la tierra y de nuestros cuerpos. Reciclar – Compostar – Reutilizar.  Demandar a los gobiernos nuestro derecho a vivir en un ambiente sano. La salud no es tomar un medicamento cuando ya estás enfermo, si no prevenir la enfermedad. 

Matías Al estar los humanos mayormente en su hogar, la contaminación provocada por el transporte automotor disminuye drásticamente, así como la contaminación provocada por aviones y por barcos.  A su vez, se genera menos consumo superficial en distintos rubros, que generan que distintas industrias trabajen menos y a su vez, contaminen menos. Sinceramente, espero que cuando se vaya aflojando el tema de la cuarentena, se genere el debate por la irracionalidad del sistema de mercado, donde se produce sin tener en cuenta las necesidades de la gente y que excluye a la mayoría que no accede a trabajos.

Sebastián Que no haya humanos en la calle favorece a que la fauna que vive en los ambientes urbanos pueda hacer su actividad sin perturbación. Pero no creo que en tan poco tiempo pueda haber habido algún cambio ambiental.

Sabrina Es un momento propicio para la observación. Personas que en su vida cotidiana no prestaban atención a la fauna que convive, habita en la ciudad, ahora puede hacerlo. Esto es una oportunidad valiosa para quienes hace tiempo venimos tratando de compartir estas experiencias hermosas que tenemos cuando ponemos en nuestros balcones, patios, jardines, plantas nativas que atraen mariposas, aves. O bien, cuando como Club de Observadores de Aves de Palomar salimos hacer los avistajes de aves y observación de la naturaleza en el barrio. Cada vez que se suman nueves avistadores, vecines, es hermoso lo que nos dicen, al darse elles cuenta de toda la belleza que nos rodea, que tenemos en el barrio, y la importancia de protegerla. Mientras tanto, hasta que podamos retomar las actividades de avistajes colectivos, la cuarentena es una oportunidad también para prestar atención al ambiente en el que estamos inmersos, mirando por las ventanas, balcones, patios, jardines, aprovechando bien temprano a la mañana y en los atardeceres, que son las horas de mayor actividad de las aves, también disfrutando de los sonidos, sus cantos.  Acá recomiendo una nota muy linda que hizo una compañera, en estos días, Laura Borsellino, justamente hablando de la naturaleza en la ciudad. 

Luna

¿Qué políticas públicas puede implementar el Estado el día después de la cuarentena para atender las necesidades ambientales?

Matías Declaración de reservas naturales, para proteger los espacios verdes que quedan. Implementación de corredores biológicos para la migración de especies. Fortalecimiento del tratamiento de residuos. Profundizar el reciclaje. Generar compost donde tirar la basura orgánica y biogás para hacer combustible. Implementación en las escuelas de visitas a zonas naturales y creación de huertas para que lxs alumnxs tengan la experiencia de contactarse con la vida. Prohibición de agrotóxicos. Prohibición de minería a cielo abierto. Limpieza de las cuencas. Mejoramiento y eficientización del transporte público. 

Sofía Es imperiosa la necesidad de protección de los espacios naturales autóctonos de cada zona que preservan la biodiversidad, generan oxígeno, absorben agua de lluvias mitigando inundaciones, y mantienen a los animales no domésticos en sus ambientes naturales, garantizando el equilibrio. Es necesaria la implementación de biocorredores para facilitar la migración de las especies que lo necesitan. También es imprescindible el cambio de modelo agrícola: limitar o prohibir el uso de agrotóxicos, como en la gran mayoría de países del mundo. Implementar la separación de residuos y  reciclaje.  Reforestar con especies nativas los espacios naturales linderos a las ciudades y cuidar los espacios que ya existen.

Sebastián Éste es un aviso de la naturaleza. Ya ha habido otros avisos: terremotos, huracanes, ciclones, tifones, etc. No hay casualidad en que haya veranos más calurosos, inviernos más fríos. Se deben tomar medidas con urgencia. Implementación de más áreas protegidas y funcionamiento de las que ya existen. Ley de humedales, ley de bosques, que no funciona como tal, prácticas de desarrollo sostenible, de crecimiento económico sustentable para que no sea todo tan degradativo. 

Sabrina También constituir espacios de participación para que la comunidad, les actores de la diversidad de territorios, les que habitan esos espacios, puedan hacer valer su voz. Que sean espacios de participación “reales”, en los que su consulta sea vinculante (y no una pantomima para cumplir una ley, en el mejor de los casos). Porque el uso de los espacios, las ciudades que habitamos, el tipo de ciudad en que queremos vivir, es tema de ciudadanía, implica diversidad de miradas y corresponde ser construido con la ciudadanía, con les actores locales. Tomar conciencia y responsabilidad de cómo pensamos las ciudades, los espacios que habitamos, y los beneficios que nos brindan los espacios verdes para nuestra salud, para nuestra calidad de vida. Romper esas prácticas dañinas que decíamos, que se re-producen en este sistema, implica romper con relaciones de poder y, por ende, minar ciertas lógicas predominantes de cómo se construye ciudadanía, y cómo se imponen ciertos estilos de vida, ciertas formas de pensar el espacio público. Y en este sentido, dar un lugar para discutir, pensar, definir el manejo de los residuos. El tema de la basura, la forma en que se la maneja, por el impacto que está generando en nuestro ambiente, y la cantidad de alternativas que sabemos hoy que funcionan, existen y que podrían aplicarse. 

 ¿Qué material pedagógico pueden recomendar en relación a la temática ambiental? Tanto para docentes que hoy están preparando clases e investigaciones para lxs estudiantes, como para quien quiera avanzar en su investigación personal.

Leonela En cuanto a la docencia, se puede abordar la temática ambiental de diferentes maneras, preferentemente con acciones que llamen la atención de lxs estudiantes. Recomendaría incluir proyectos que tengan un hilo conductor y que pasen por dos etapas: información y reflexión/acción. Para la primera etapa, incluiría contenido audiovisual de divulgación científica: películas, documentales, mini-series o programas preparados por terceros, que ya estén circulando en plataformas virtuales, debido a que están realizados por personas conocedoras y con información verídica (siempre verificar fuentes). En lo posible, que sean sencillos, dinámicos, concretos y de corta duración, para poder trabajarlo en clase y que capte la atención de lxs  espectadores, con el objetivo de enviar un mensaje claro y que les dé herramientas para reflexionar. Consecutivamente, abriría un espacio con tópicos disparadores para debatir, puede ser a partir de un ping pon de preguntas y respuestas -contextualizado en juegos actuales que a lxs estudiantes les interesen- o alguna actividad con una dinámica similar, donde lxs estudiantes encuentren la libertad de poder opinar y debatir sobre los temas vistos en los videos o presentados anteriormente. Tras lo anterior, en la segunda etapa, sería beneficioso hacer actividades prácticas con lxs estudiantes; dependiendo de las temáticas abordadas, se pueden realizar talleres cortos de alguna temática en particular como introductorio a establecer hábitos en la cotidianidad. Estos pueden ser de compost, huerta orgánica, plantación de árboles, ecoladrillos, separación de residuos, reciclado. Para esto se puede incorporar un agente externo, en lo posible un especialista del tema a abordar. Luego de haber realizado estas jornadas, es importante mantener los cambios de hábitos –o incorporación de prácticas- a lo largo del tiempo, para que los asuman como propios y los trasladen a sus hogares. Estas actividades pueden ir acompañadas del pedido de tareas de elaboración propia por parte de lxs estudiantes, como replicar los talleres con otros cursos, siendo ellxs quienes lo compartan desde su experiencia; o el pedido de la creación de videos tutoriales explicativos de alguna temática abordada anteriormente, replicando también los talleres realizados.

La mejor forma de fomentar un cambio de hábitos, es que lxs estudiantes se sientan atraídos y vean que son simples, fáciles de adoptar y que estén respaldados por argumentos fuertes para que se apropien de ellos a la hora de replicarlos en otros ámbitos. Por ello, es esencial que haya un incentivo externo que regule la actividad y muestre la facilidad y practicidad, además de que ellxs se familiaricen.

Sabrina Me parece fundamental que la escuela enseñe la diferencia entre lo que es “nativo” -lo que co-evolucionó a lo largo del tiempo con la diversidad de especies de un lugar, lo que tiene por eso mismo un equilibrio- de lo que no lo es, lo que se introduce en ese ecosistema (a veces el humano lo hace conscientemente, buscando un beneficio) y lo desequilibra. Es ayudar a tomar conciencia de cómo funciona el ambiente del que somos parte y que nuestras acciones pueden afectarlo de diversa manera si no somos conscientes de eso, dañarlo y dañarnos. Por suerte, en los últimos años, hay varias movidas de recuperar, de aprender, de dar a conocer nuestra flora y fauna nativas, incluso en el lenguaje de los pueblos originarios; pienso en la canción de los Canticuénticos “El mamboretá”, por ejemplo. También pensar otros modos de aprender y de relacionarnos con la naturaleza, las salidas de observación de naturaleza, de avistajes, ir reconociendo la naturaleza en la ciudad y nuestro barrio. También en esto pueden aportar bastante los Clubes de Observadores de Aves (COA) de la Aves Argentinas, que hay bastantes (por suerte, cada vez más) y los materiales que producen, con listados de aves y flora de la zona. Se puede recurrir a materiales que producen diferentes organizaciones que protegen algunas especies, pienso en el Proyecto de Conservación de Murciélagos en Argentina (PCMA) y los audiovisuales/fichas que hacen para derrumbar mitos sobre los murcielaguitos. Pienso en el grupo de Escuela de Animales, que realiza  visitas a las escuelas, enseñando sobre nuestra fauna. Producen publicaciones, fichas que une docente puede aprovechar también para enseñar sobre nuestra fauna nativa. Y para investigaciones personales, recomiendo también acercarse a todas estas organizaciones que venimos hablando, a sus publicaciones y/o materiales. Nosotres como Isla Verde hacemos mucho material que puede usarse tanto en las escuelas como de aprendizaje para une misme, y el año pasado, hicimos charlas en escuelas del barrio, acá en Palomar, sobre educación ambiental.

Isla Verde viene trabajando sobre propuestas ecológicas al alcance de toda la población. ¿Qué es el compost? ¿Cómo puedo hacerlo en mi casa?

Lucas El compost es el resultado de la digestión de los insectos que comen la materia orgánica en descomposición cuando los dejamos al aire libre. Para hacer compost en casa, tengo que generar el hábito de separar los residuos orgánicos (papel, cartón, restos de frutas y verduras, cáscara de huevo, etc.) de los no orgánicos (carne, huesos, derivados lácteos, plástico, metal, heces animales). Los residuos orgánicos podemos juntarlos sobre el suelo, o en tachos, donde permitamos la entrada de oxígeno e insectos, que van a hacer que estos residuos de descompongan, convirtiéndose en compost.

Sofía El compost es la transformación de restos vegetales de deshecho hogareño en humus o tierra. A través del proceso natural de descomposición de los desechos vegetales, devolvemos los nutrientes a la tierra; de lo contrario, esos desechos húmedos en la basura doméstica terminan en bolsas estancas en los basurales donde no existe posibilidad de transformación. El compostaje es simple inclusive viviendo en un departamento en plena ciudad. 

Matías Para hacer una compostera en tu casa hay distintas formas. La base para esto es tener un recipiente para lograrlo, puede ser el suelo, baldes, botellas, barriles. En ellos vas a colocar los residuos orgánicos que tengas en tu casa, a excepción de los cárnicos que atraen moscas y ratas. El contenido es material orgánico más húmedo, otro más seco, un poco de tierra abonada para aportar microorganismos y opcionalmente, lombrices. Dependiendo de la forma del recipiente, varían los descomponedores del material. Se debe tener alguna forma de evacuar el agua del recipiente, la cual se llama lixiviado (que se utiliza posteriormente para abonar las plantas). Por último, se debe poner la compostera en un lugar a la sombra, para evitar que el sol mate los microorganismos.

Sebastián Es una manera útil de poder valorizar tus residuos. La mitad de los residuos que tira una familia tipo son residuos orgánicos y con el compostaje transformás esa basura orgánica en un material utilizable que puede ser el humus de lombriz, por ejemplo. Ese humus luego puede tener un valor; en un vivero lo comprás y acá lo estás produciendo en tu casa. 

Sabrina Agrego a los hermosos comentarios de mis compas: creo que hacer compost es un acto de conciencia y responsabilidad con nuestro ambiente. 

¿Qué pregunta no está en este cuestionario y te parece trascendente mencionar y contestar?

Matías Creo que no está la pregunta por el sistema productivo, el cual es inviable ecológicamente/ambientalmente. Las críticas hacia el sistema productivo solo aparecen cuando ocurre alguna crisis y cuando ésta pasa, no continúan, todo vuelve a la normalidad. A mi parecer, ese tipo de crítica es impotente si no se articula con otra forma de producir y distribuir los bienes.

 

Texto: Diego Eiras. Periodista peregrino.
Ilustraciones: Noelia Segui. Comunicadora andariega.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: