Día de les trabajadores en el mundo de las desigualdades

Y llegó el día en que a alguien se le ocurrió cercar su terreno y decir “esto es mío”, y el resto le creyó y lo aceptó. En ese preciso momento, comenzó la historia de la desigualdad entre las personas. Palabras más o menos, así lo planteaba el francés Rousseau en una de sus obras cumbre escrita a mediados del siglo XVIII.

Su crítica a la propiedad privada y a los desatinos sociales que ésta generaba lleva la carga de todo el pensamiento Iluminista de la época. Este ideario dio, años más tarde, una base sustentable a la Revolución Francesa y su legado de “Libertad, Igualdad, Fraternidad”, valores tan poco respetados antes y después de producida la misma.

También por esos años, pero en Inglaterra, se inició la llamada Revolución Industrial, trayendo consigo tecnologías innovadoras que derivaron en una nueva forma de producir bienes o servicios. El Capitalismo se alzó como nuevo orden social en el cual todo sería “transable”. Los propietarios de los medios de producción establecieron las reglas de juego, mientras que lxs que únicamente podían ofrecer su fuerza de trabajo serían una mercancía más dentro del sistema.

El sistema Capitalista revolucionó la dinámica económica y comercial; y al mismo tiempo, generó la miseria de miles y miles de niñxs, mujeres y hombres que lucharon por un mínimo sustento diario que también se consideraba, como hoy, una mercancía.

Es en ese contexto donde surgió el obrerx modernx. La crítica al Capitalismo liderada por pensadores como Marx y Engels hizo un llamamiento a toda la clase obrera en conjunto a través de un mensaje claro y contundente: “…proletarios del mundo, uníos”. Nace la conciencia obrera, ésa que nos recuerda que todxs lxs trabajadorxs estamos en el mismo camino y sufrimos idénticos avatares.

La unión hizo la fuerza y la fuerza dio lugar al reclamo y la lucha por morigerar la explotación del hombre por el hombre liderada por obrerxs que dieron su vida por lograr el respeto a la dignidad humana que es la que dignifica el trabajo.

A ellxs recordamos en el Día de lxs Trabajadorxs. A los Mártires de Chicago, a las Mártires de la fábrica Cotton en Nueva York, a lxs Rebeldes de la Patagonia, a lxs asesinadxs en La Semana Trágica, a lxs “cabecitas negras” que refrescaron sus pies en las fuentes de Plaza de Mayo, al Movimiento Obrero Argentino diezmado por las dictaduras y a tantxs otrxs que iluminaron el camino de la dignidad para la clase obrera.

La amenaza reaccionaria, siempre latente, no cesa en su objetivo de bastardear la unión de lxs trabajadorxs sustentada por la conciencia de una realidad y un destino comunes. De ahí los intentos de dividir, de perseguir, de menoscabar, de establecer la “meritocracia” como camino único, de culpar a la clase obrera por las crisis recurrentes del sistema capitalista. En este mundo de desigualdades, siempre se culpa al pobre, pero del rico no se habla.

A no dejarse engañar.

La lucha continúa. 

Con esa conciencia que nos une, celebremos NUESTRO DÍA.

 

Referencias: Rousseau, J. J.: “Discurso sobre el origen de la desigualdad entre los hombres”. Marx, K. y Engels, F.: “Manifiesto Comunista”.

 

Texto: Fabián Pagani. Es porteño e hincha del Rojo. Trabaja como profesor de Historia en la escuela secundaria. Estudia Licenciatura en Ciencia Política en la Universidad de San Martín. Músico de nacimiento y bien nacional y popular.

Imagen: Leila Tanuz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: