Emergencia alimentaria, no podemos ser indiferentes

Son las 19 horas. En la mayoría de los hogares de este barrio, las familias comienzan el balance del día, hacen tarea con las personitas escolarizadas y planifican sus cenas. Pero en el merendero Por una sonrisa, de Villa Bosch, se viven otras realidades. Aquí hay 23 niñxs sentadxs a lo largo de una extensa mesa sobre la cual la solidaridad tiene forma de roscas, bolas de fraile, mate cocido con leche y un alto guiso de fideos.

“Otra vez no alcanzó, el lunes acercate que hacemos más”, le dice Suny, la anfitriona, a la mamá de Edu, uno de lxs niñxs que cenó, pero cuya familia, por ser el último en irse, se quedó sin ración para su casa. Lxs demás niñxs se llevaron, en una multicolor batería de recipientes como tupers y ollas, una porción para poner en sus mesas.

4.JPG

A pesar de que, semana tras semana, se aumenta la cantidad de alimentos al fuego, cada vez van más niñxs y sus familias a pedir comida; entonces, no siempre alcanza.

Es inentendible para cualquiera que, siendo el nuestro un país productor de alimentos para 10 veces su población, no logre que sus habitantes tengan, al menos, la dignidad de poder completar sus cuatro comidas diarias.

2.JPG

Las organizaciones populares surgidas hace dos décadas, en los albores de la crisis de comienzo de siglo, se hacen cargo hoy de brindar sustento alimenticio a millones de personas que, teniendo o no trabajo, no logran colocar sobre sus mesas los nutrientes básicos necesarios para un desarrollo saludable. Son estos espacios comunitarios los nodos de una inmensa red que se distribuye a lo largo y ancho de cada provincia y cada municipio. Llegando donde el Estado está ausente y las necesidades duelen.

5

En Tres de Febrero, el merendero de Villa Bosch está organizado en una red compuesta por 18 espacios similares. Sus responsables se reúnen periódicamente para generar propuestas y alternativas como talleres de salud, bromatología, género, apoyo escolar, festivales, huerta, espacios de infancia y muchas otras acciones que tratan de contener a esas familias que están poniéndole el cuerpo a la crisis socioeconómica que atraviesa Argentina.

En estos espacios, lo conceptual de la palabra crisis se pierde y se vuelve algo pragmático. La crisis toma forma de hambre, de chicxs en pantalón corto con el frío, de tarea atrasada, de anécdotas que duelen, de enfermedades y de fotos de recetas de medicamentos circulando por Whatsapp para que alguien las pueda conseguir.

1.JPG

Los merenderos y comedores son, como en aquellos primeros 2000, espacios lamentablemente necesarios. Sin embargo, el principal objetivo de todas las organizaciones populares es que dejen de existir. Que no hagan falta nunca más. La reactivación económica que debe llegar tiene que incluir a lxs que están fuera.

Al hambre se le contesta con trabajo, con solidaridad, con soberanía alimentaria.

Ahora esperamos que el Congreso se ocupe, de manera definitiva, de aumentar las raciones de comida que llegan por parte del Estado; menos de un 40% de lo que los comedores y merenderos necesitan para poder alimentar a las personas que asisten diariamente.

La política hizo eco de esta necesidad tras largas luchas y movilizaciones que, con las consignas de Paz, Pan y Trabajo, reclaman que se atienda al subsuelo de la Argentina que solo pide no terminar de caerse.

Amar a nuestro país es amar a su gente. Y amar a su gente es querer que nadie pase hambre. Que esto no nos sea indiferente es el principio de la transformación.

 

Texto: Julián Perruccio. Profesor de Historia. Papá de Juan. Militante del Movimiento Evita.

Fotografías: Susi Maresca. Pedagoga social, educadora popular, fotógrafa y feminista. Instagram @susi.maresca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: