EPA, Festival Internacional de Cine Independiente en El Palomar, se prepara para su 4ta edición

EPA CINE es el Festival Internacional de Cine Independiente en El Palomar, otro cine en el conurbano. En su cuarta edición, que sucederá entre el 21 y 26 de mayo, se proyectarán películas de Argentina, China, Croacia, Brasil, Portugal, Bolivia, etc., con entradas a bajo costo y varias funciones y actividades gratuitas. En las primeras tres ediciones han asistido al EPA vecinxs de zona oeste, así como también amantes del cine de todo GBA y CABA. Muchxs nos hemos declarado fanáticos del EPA por la diversidad temática que poseen las películas, por la amplia oferta de horarios, por ligar diferentes disciplinas artísticas durante los días del festival, por ser una propuesta aún novedosa y fresca en el conurbano, por el ambiente cálido y plural que han sabido crear en todas sus ediciones. Parte del equipo de EPA CINE, Verónica Bergner y Edu Marún, nos cuenta un poco más sobre esta 4ta edición, que se viene con mucha fuerza y que, a la vez, no escapa de la devastación económica por la que está atravesando el país.

¿Qué los motivó a producir un festival de cine internacional en El Palomar?

El ritual de ir al cine es mucho más que ir a ver una imagen impactando en una pantalla. Creemos fundamental pensar el cine como un acontecimiento en el que se juegan varios factores: la impronta del espacio en el que se proyecta determinada película y el público que asiste a cada función. Queremos que nuestrxs espectadorxs tengan la experiencia de ver un film independiente en cines como el Helios, donde la obra dialoga con esa sala y con el territorio que la circunda de una manera única. Por eso, entendemos que no es la misma experiencia ver una película en otro espacio ajeno al de unx que verla en alguna de las sedes que proponemos; ya que eso también hace a la experiencia cinematográfica.

De alguna manera, nos proponemos ser el nexo entre el público de esta parte del conurbano, y de todo aquel que quiera sumarse, y películas independientes nacionales e internacionales que ofrecen otras miradas por fuera de los convencionalismos. Creemos que el festival es una hermosa excusa para ocupar espacios y poder encontrarnos en esta parte del mundo.

¿Cómo es el proceso de selección de las películas?

A lo largo del año seguimos la programación de festivales nacionales e internacionales, vemos todo lo que podemos, y en diciembre abrimos una convocatoria que permanece abierta por dos meses. Durante el verano miramos todas las películas que se inscribieron, cortometrajes y largometrajes, y en función de todo lo visto hacemos la selección. Contamos con varias secciones y distintxs programadorxs para cada una de ellas. Sin embargo, todo el staff interviene en la discusión de cada película que se selecciona.
Nos proponemos proyectar producciones que tengan una mirada singular, que tomen riesgos y que no hayan pasado por el circuito comercial. Además, intentamos encontrar un equilibrio en la programación, atendiendo a la diversidad de estéticas, lugares de procedencia y temas abordados.

¿Qué otros eventos suceden en el marco del festival, además de las proyecciones?

Algunos de los momentos más interesantes suelen suceder antes y después de las proyecciones. Intentamos que la mayor cantidad de realizadorxs pueda asistir a sus películas para poder presentarlas y luego entablar un diálogo con el público; así como también, presentamos cada una de las proyecciones para darle un marco al evento que estamos por compartir.

Como dijimos anteriormente, poder ver una película en una sala de cine, junto a muchxs otrxs, hace que ese momento sea especial e irrepetible. Y las sensaciones y charlas que se puedan desprender de cada una de ellas también. Es muy asombroso y enriquecedor lo que se va generando a lo largo de los días que dura el festival, como a lo largo de las distintas ediciones. Contamos con un público muy disponible y activo. Son días de mucha alegría.
Además de las proyecciones, contamos con dos charlas: en esta edición, habrá una sobre guión y otra sobre publicaciones de cine dadas por profesionales de cada tema. En la apertura, sorpresas que suceden en la calle para convocar al barrio; proyecciones con música en vivo y proyecciones en espacios que no son salas de cine, como la Biblioteca Popular Ciudad Jardín.

¿Cómo se sostiene un festival de esta magnitud?

Sin miedo a sonar trillado, se sostiene con mucho amor: por las películas que se proyectan; por la necesidad de que esas películas sean vistas; por romper un poco, al menos durante seis días y en nuestras sedes, con la hegemonía de la distribución y exhibición de películas mayors. Pero también desde una coyuntura que lo haga posible, y esta edición, que es la cuarta, ha sido la más dificultosa a nivel de producción: desde pequeños comerciantes que antes nos apoyaron hasta instituciones estatales han mermado su colaboración y apoyo para con el EPA. La coyuntura económica está lejos de ser la ideal para proyectos culturales como el nuestro. Así y todo, entendemos que sostener estos espacios se vuelve aún más necesario.
Para mantener un festival de esta magnitud, y para poder crecer edición tras edición, los festivales necesitan apoyo a nivel federal (INCAA), provincial y municipal. Todxs los que integramos el EPA hacemos un trabajo anual ad honorem. En un festival de cine se unen distintas patas que no sólo lo hacen posible,  sino que inciden en su calidad y tamaño (es notable la reducción de las últimas ediciones de Mar del Plata y BAFICI). Dicho esto, a pesar de las dificultades que tuvimos y tendremos que sortear, estamos contentxs de poder ofrecer otra gran edición.

Por eso, este año decidimos lanzar la campaña EPA Amigxs que consiste en una colaboración económica de 500 o 400 pesos a cambio de anotadores, libros y entradas. Cada aporte significa una gran ayuda para el festival, para poder seguir ofreciendo un evento de alta calidad.

¿Qué vamos a encontrar este mayo, en la 4ta edición?

Como en las anteriores ediciones, cine que en otras circunstancias es muy difícil poder visualizar en nuestras pantallas: películas de Argentina, China, Croacia, Brasil, Portugal, Bolivia, etc; y entradas a bajo costo con funciones y actividades gratuitas.
Como adelanto, en esta edición contaremos con la última película del español León Siminiani para la apertura, Apuntes para una película de atracos. Y en nuestros ya clásicos sábados con música en vivo se podrá ver la película danesa Häxan, la brujería a través de los tiempos musicalizada por una artista que vendrá de Suiza especialmente para la velada, Iokoi. Además, en la sección rescate por el aniversario de los cincuenta años del Cordobazo proyectaremos Argentina, mayo de 1969: los caminos de la liberación, film colectivo que reúne cortometrajes acerca de aquel episodio de realizadores como Octavio Getino, Rodolfo Kuhn, Pablo Szir, Eliseo Subiela. Retrospectivas de Narcisa Hirsch, por la parte del experimental, y de Konrad Wolf, cineasta de la Alemania Oriental. Y, por supuesto, la Competencia Internacional de Largometrajes, la Competencia Nacional de Cortometrajes, el foco para niñxs y adolescentes y la función de trasnoche dedicada al género de terror.

Convocatoria_epamigxs.jpg

Entrevista: Melisa Papillo. Docente, poeta y madre. Estudió Letras en la Universidad de Buenos Aires y la Diplomatura en Literatura infantil y juvenil en la Universidad de San Martín. Tiene un blog orientado a la difusión y recomendación de literatura infantil: http://desdecualquiermontania.blogspot.com/. Es fanática de las meriendas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: