#3poemas1poeta Alba Murúa + imagen Carla Álvarez

MADRES

I
Con la “hebra de la haragana”
intento el dobladillo
sin enredarme
es imposible

Sonrío al comienzo del recuerdo

pero mi madre asistió a sus clases
de costura
sin haberlo querido
y enhebró por más de treinta años

Me ahogo al final del recuerdo.

II

Cuando murió su madre
que trabajó ocho décadas
silenciosa
y con los claros ojos
de penas entornados

lloraba
porque
esa mujer diminuta

-brote de puerro destinado al puchero-
no
había
sido
feliz.

RIESGOS

A las mujeres nos ocurre a menudo
el abrazo de hoguera desatada
la jaula de barrotes asoleados
la ternura que nos corta las alas
el mutilado pie de Cenicienta
la inmolación de cisne y de leona
jugar con los cuchillos afilados
coquetear con el lobo en el camino
besar la barba azul del homicida
a veces, vivir para contarlo…

(En: Lejos del Paraíso. Gregorio de Laferrere: Piedra al Cielo, 2015).

 

AMAZONA VENCIDA

Dásela
no la dejes llorar así
dásela/ dámela
y reís mientras el chorro tibio
te bañaba la cara
Podés alimentar  a unos trillizos
decías
sin saber
lo que es caminar encorvada
a los doce
soportar al libidinoso vecino que te mira
hambriento
sentirte
carne
de cañón
desechable
sin alma
destinada al manoseo
y después
a la bolsa negra de basura
en un baldío
dásela, me decías,
no la dejes llorar
ya llorará mucho después
cuando crezca
sobre todo si es niña
y sale a vos
tendré que comprarme una escopeta
y ni siquiera así…
Esos perros la acechan desde la cuna
en que caen mis lágrimas
junto a la leche desde
el desconsuelo de la violencia
y esas ganas de
tomar una faca afilada
y cortarme de un tajo la derecha
Amazona del siglo XXI
para apuntar mejor
y clavarles flechas envenenadas en los ojos
para que no te miren más
Dásela
aunque todo arda
y la televisión diga que somos todas putas
yo sé bien lo que es
avergonzarse  por el tamaño
de lo que tendría que haber sido
orgullo de mi género
y no este miedo atroz
cuando la mamografía no sale bien
porque son demasiado grandes
sabés

Dásela
al menos que sonría
mientras pueda.

(En: Alto Guiso, poesía matancera contemporánea. Buenos Aires: Leviatán, 2017).

Alba Murúa >>> Nació en Buenos Aires y vive en Morón. Coordina talleres literarios y es profesora de Literatura.
Desde 2012 hasta 2016 coordinó -junto al profesor Javier Romero- el Taller Literario Experiencia Letras (Biblioteca Popular “Villa Sahores”, San Justo).
Entre 2014 y 2016 integró el colectivo cultural Malapalabra y publicó en sus cuadernos homónimos.
Participó como invitada del Encuentro Internacional y Acampada Poética de Azul (2014), del Encuentro de Poetas y Escritores de Morón (2015) y del Encuentro de Poetas de San Marcos Sierras, Córdoba (2016), entre otros.
Ha publicado: “Lejos del Paraíso” (poemario), Piedra al Cielo, Laferrere (2015) y las plaquetas “Albanzas” (2010) y “Plaqueta arbórea” (2018). Tiene, además, libros inéditos.
Poemas suyos fueron incluidos en “Hasta la vida”, Bs.As., ECuNHi Ediciones (2016) y “Alto Guiso –Poesía matancera contemporánea-“, Bs.As., Leviatán (2017), entre otras publicaciones.
Durante 2017/18 coordinó junto a J. Figueroa y E. Molver el ciclo La Botella Vacía.
Forma parte del comité editorial de la Colección Alto Guiso de Editorial Leviatán.

Carla Álvarez >>> Profesora de artes visuales, artista y mamá. Acompaña niñxs-adolescentes en aulas y espacios de taller -Taller Crisantemo-. Sus imágenes surgen como la necesidad de un grito propio y colectivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: