Pedagogía del terror

2243ab0c-aa9e-464a-9783-8bd716bb7315

Frente a un año como el 2018, donde el movimiento de mujeres fue muy fuerte y contundente, y logró explicar las razones históricas y culturales que perpetúan las estructuras de la violencia machista, para reclamar por sus derechos postergados y construir nuevas subjetividades, este 2019 empezó con una muestra locuaz del aparente adoctrinamiento silencioso al que estamos sometidas por quienes aún tienen el poder.

La realidad supera cualquier relato imaginado. Si esto mismo fuera narrado por una novela de ciencia ficción, pensaríamos que se trata de un futuro distópico, en el que un Estado totalitario actuando con su mano invisible, logra a través de la desidia y el abandono deshacerse de su poderosa enemiga: la revolución de los cuerpos que laten una potencia nueva y sorora, que usan miradas suspicaces y el poder de su hermandad para romper todas las estructuras. El terror, en esta novela, sería producto de la pésima actuación del Estado que niega el derecho a la protección a lxs personas víctimas de violencia de género. Pero resulta que no es ficción, es real. Se manifiesta todos los días en nuestro territorio en diferentes versiones, aunque el nudo principal siempre es el mismo. Y la solución debería ser la decisión política de hacer algo para cambiar esta situación.

El viernes 1° de febrero varias organizaciones se movilizaron en distintos puntos del país para pedir que se declare la “emergencia por violencia de género” por los 33 femicidios, travesticidios y transfemicidios que se produjeron en el primer mes de este año. Que nos maten por asumirnos mujeres cada 34 horas en lo que va del 2019 no parece casual, sino cada vez más fuertemente sintomático de una sociedad que no sabe qué hacer con la violencia que ella misma genera.

Desde la organización Mujeres por la Matria Latinoamericana (Mumalá), se presentó un documento que detalla qué intervenciones concretas deberían realizarse. Algunas propuestas son: el aumento presupuestario para el abordaje de la violencia, la obtención de dispositivos electrónicos para agresores sexuales, asignación para víctimas de violencia, implementación efectiva de la Educación Sexual Integral (ESI), en los distintos niveles educativos, y de la Ley Micaela de formación obligatoria con perspectiva de género para operadores de seguridad, judiciales, educación y de salud.

33

Ellas nunca volvieron a su casa, no porque no quisieran: no las dejaron. Y con su ausencia nos interpelan a salir a la calle, a darlo vuelta todo, hasta que aparezca una respuesta y el Estado se haga cargo de su responsabilidad cuando, a través de sus instituciones, no nos contiene y nos deja a merced de la violencia machista. La muerte por violencia, injusta en el modo de silenciarnos, aplasta todo lo que encuentra, pero no puede llevarse nuestra memoria histórica ni nuestra lucha, profunda y vital. Si ella es la cancelación misma de la palabra, nosotras volveremos a renombrarnos, a abrazarnos con las palabras y con el cuerpo para llevar a cabo las acciones políticas concretas que erradiquen su ferocidad. No vamos a acostumbrarnos nunca a los golpes y la muerte como símbolo aleccionador de masas. Nunca. Y no daremos ni un paso atrás, por Celeste, Valeria, Silvia, María, Daiana, Jessica, Joselín, Giselle, Yamile, Liliana, Sandra, Susana, Grace, Agustina, Danisa, Jessica, Romina, Jessica, Silvia, Antonella, Ramona, Luciana, Liliana, Sandra, Mariana, Angelina, Pirhia, Lily, Gissella, Valeria, Juana y Mery, por todas ellas que van a volver en forma de coraje e impulso para lxs que quedamos.

Texto: Lara Barneto. Integrante del equipo coordinador de El Tresdé. Es Licenciada y Profesora en Letras. Trabaja como docente y milita en Mala Junta y Nueva Mayoría en el Frente Patria Grande.

Obra: “Ya está bien de realidad” (témpera y acrílico sobre bastidor, de 1 m x 90 cm, 2019), de Cecilia Mariel Polledo. Nacida en San Martín, tiene 32 años y es hija de obreros. Es Profesora de artes visuales egresada de la escuela Antonio Berni, de San Martín. Integra la colectiva Territoria (Agrupación de artistas y amigas Barriales).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s