Problemáticas de accesibilidad en Ciudad Jardín: crean un mapa colaborativo

IMG_20180908_122134530

Entrevistamos a Alicia Prieto, docente de Geografía del Instituto Superior de Formación Docente Nº 34 Prof. Héctor J. Médici. Con la participación activa de los estudiantes del Profesorado de Geografía, Prieto coordina la elaboración de un mapa que contempla la problemática de la accesibilidad en Ciudad Jardín. Rampas sin sentido, creadas por golpes de colectivos u obstruídas por automóviles, entre otros problemas de accesibilidad, quedaron marcados en el mapa relevado en las calles de Ciudad Jardín. ¿Cómo? Con una mesa en la calle, el grupo se dedicó a investigar, desarrollar y relevar datos geográficos mediante el testimonio real de las personas que habitan este espacio concebido hace más de medio siglo. ¿Acaso el espacio público está hecho para solo un tipo de persona? ¿Qué aporta la investigación geográfica en el caso concreto de Ciudad Jardín? Estas y otras preguntas, a continuación, para no olvidarse que la geografía está hecha por y para personas.

¿Por qué hacer un mapa de Ciudad Jardín diferente al que conocemos?

En realidad el mapa siempre es el mismo, el mapa no cambia. La base cartográfica sobre la que trabajamos es la misma. Lo que nosotros hacemos es interpretar la realidad que muestra el espacio, ya que en todo mapa hay una interpretación. Si abrís un mapa de Ciudad Jardín en Google maps, encontrás ciertos puntos, por ejemplo, comercios. Cada autor pone la información que quiere en el mapa y una hace la lectura de lo que muestra cada mapa. Es importante pensar que estamos acostumbrados a ver mapas hechos. Vas a la librería y comprás un mapa o abrís un libro con un mapa, en eso que ves alguien dice y muestra algo. Esto viene con una carga ideológica, con contenido, bajada de línea, claro, tiene aquello que el autor quiere mostrar. Estamos acostumbrados a ver estos mapas generalmente. Por eso, por ejemplo, siempre vemos a Europa en el centro, dado que aprendimos a ver mapas eurocéntricos. La cartografía, desarrollada en Europa, nos muestra la mirada del mundo desde Europa. En cambio, podemos tenerla desde el punto de vista que queramos. Podemos poner a la Argentina en el centro, con una posición peninsular, porque está al sur del continente. Surge todo el continente en el centro, ¿Por qué no? Bien, con una mirada crítica del mapa, llegamos a lo que llamamos el mapa construido colaborativamente o colectivamente. El objetivo de este mapa es poder mostrar otras realidades, las realidades que construyen las personas que habitan el espacio. Entonces, yo invito a las personas que habitan este espacio a que me digan la información que ellos tienen sobre el espacio que habitan. Y es muy interesante lo que plantea el trabajo, hay una visión y una mirada. Resulta muy enriquecedor ver la información que incluyen las personas que viven ahí. Por estas cosas, la geografía dejó de ser una ciencia que acumulaba datos y  nosotros empezamos a ser científicos sociales; la geografía es una ciencia social. No nos interesa ver simplemente el relieve, las características físicas del espacio porque sí, sino ver cómo está habitado. Sobre todo cuando hablamos de áreas urbanas, donde corre la vida humana en abundancia.  

IMG_20180908_103749383

Bueno, hicieron la bajada de este concepto en la discapacidad.

Nos dijimos, “Bueno, ¿Qué vamos a mapear?”  El año pasado investigamos las luminarias de Ciudad Jardín y el estado de las veredas. Haciendo esto nos dimos cuenta que las personas que tienen limitaciones de movildad o discapacidades se encuentran con muchos obstáculos en la vereda. Entonces, tratamos de cuestionar esto, de ahí surgió el tema.

¿Se puede decir que esta vereda está hecha para determinado tipo de sujeto?

Está pensado para personas que no tienen ninguna discapacidad. Si bien tienen en cuenta la discapacidad por las rampas, las condiciones son muy irregulares. Tenés calles donde dos esquinas tienen rampas y otras no…

Están hechas a mano…

Están hechas por los vecinos o son partes rotas que se volvieron rampas. O hay rampas sin sentido alguno o rampas para veredas tan angostas que son incirculables para las personas con discapacidades. Esto pasa no solo con la discapacidad, sino las personas que llevan bebés en cochecitos.

¡Da mucha bronca! Cuando pasás con un cochecito no hay rampas, pero además hay autos estacionados sobre la vereda que te hacen caminar por la calle con el cochecito.

Sí, una cosa que hablamos. Hay como 14 pasos antes de llegar al mapa. Una de las cosas que hacemos en estos pasos es un recorrido previo para saber si lo que vamos a hacer es relevante. Si tenemos rampas en perfectas condiciones, no tiene tanto sentido mapearlas para nosotros, digamos, porque queremos ver los problemas. Y uno de los motivos fue ese, ver autos estacionados en las rampas. Nos sorprendió el desdén que existe.


IMG_20180912_211242578
Elaboración del proyecto en el ISFD Nº 34.

Está habiendo una explosión de tránsito. Este es un barrio de clase media y clase media alta que siguió un plan de mitad del siglo pasado. Sin embargo, en la actualidad está atravesado por esta problemática del tránsito. Esto en un lugar privilegiado por la planificación es un caos, en otros barrios alrededor es mucho peor.

Sí, Ciudad Jardín no fue hecho para la circulación de tantos autos. El problema es que cuando se planificó no se previó esta evolución y sobrepoblación. Se construyó desde el inicio de una manera, pero hoy explota la capacidad de carga de espacio. Esto hace difícil estacionar, circular, andar en bicicleta. Hay un problema que tiene que ver con el tipo de consumo al que estamos orientados. Hay que tener más un auto por familia, un auto con un porte mayor que lo que hace falta, un auto que utiliza mucha energía, a la vez que hay un desdén con el transporte público. Por ejemplo, el profesorado tiene que terminar un tiempo antes debido a que no hay transporte público para que los estudiantes vuelvan a casa. Hay cosas que no se hacen, entre otras, pensar el transporte ligado a estacionamientos cerca de la estación, la circulación en bicicleta, o bien caminar hasta la escuela o el supermercado. La hora de la escuela estalla de autos, de personas que a veces viven cerca y no desean caminar. Esto también es falta de concientización.

Bien, nosotros vemos el espacio de una manera problemática, la del geógrafo. Sin embargo, no hace falta ser geógrafo para ver los problemas. Vos mismo lo señalás, las características del lugar nos dan el alerta. Lo que tiene de específico la geografía es que analizo el problema, pero no necesariamente propongo una solución. Pongo en relevancia el problema y analizo para que las personas que tienen la responsabilidad y capacidad generen soluciones. Todas las personas que habitan un espacio son un poco esto y nosotros recogemos la información. Las personas conocen las limitaciones del espacio, sus beneficios e ineficiencias. El tema es poder captar, profesionalmente, esas necesidades.

Se sabe que Ciudad Jardín tiene una disposición diferente, las calles circulares, sin salida, etcétera, se conoce bastante el mapa. Hasta hay un trabajo artístico al respecto. Bueno, lo que decís de la vida cotidiana de las personas le da vida a la geografía, la baja de lo alto a lo concreto del barrio. Parece que se trata de dar vuelta el conocimiento, de que los datos no los den desde el poder, sino de una manera colaborativa, es decir, abrir el conocimiento. Aquello que Paulo Freire decía de comer las naranjas y no contarlas.

Eso es importante, Freire, también Milton Santos, otro brasileño. Se trata de captar el conocimiento que circula por ahí, no solo el académico. Al conocimiento académico le sumamos análisis y datos que amplían el trabajo con el conocimiento de la calle. Sobre Ciudad Jardín, como el Profesorado está acá, uno de los principios es crear una base de datos con las comunidades. Queremos hacerlo en Coronado, El Palomar, o sea, todo Tres de Febrero. ¿No quieren hacerlo con la municipalidad?, preguntan las personas con las que hablamos. Sí, estaría bueno, seguro que va a servir, pero nosotros somos el Profesorado y problematizamos, no es nuestro trabajo hacer reclamos, gestionar el problema, estamos más allá de eso.

¿Cómo es la reacción de las personas entrevistadas cuando ven el mapa?

Una vez que las personas se dan cuenta que no somos de un partido, de la Municipalidad ni estamos vendiendo nada, muestran mucho entusiasmo. Nos cuentan su historia de vida en Ciudad Jardín. Nosotros trabajamos con el mapa de Google Maps y digitalizamos los datos que vamos sumando en la calle. Hacemos gráficos y también un informe escrito, que aún no está terminado. Estamos en una etapa de elaboración de trabajo. Una cosa que nos gustó mucho de la gente es el sentimiento que tenían por el lugar donde viven, más que en otros barrios. Les gustaba decir el tiempo que vivían acá, cuarenta, cincuenta años, etcétera. Todos coinciden en el deterioro que se está sufriendo y cómo esto se transforma en pérdida de comodidad. Por ejemplo, para circular, para obtener ciertos servicios.

Sí, claro, más la pérdida de valor de propiedad. Se habla de Fly Bondi…

Ciudad Jardín es anómala, ya que tiene una relación de dependencia del barrio con los servicios que hace que la propiedad tenga un valor superior a otro barrio. Creo que todavía no se llegó al punto de pérdida de valor de la propiedad, pero puede ser que pase más adelante, ya que en el futuro no se sabe. Me llamó la atención en el recorrido con los estudiantes, varios no de Ciudad Jardín, el hecho de que consideraban más lindas aquellas casas que son las originales, con un patio delante, flores, la arquitectura original. Parece que otras casas no se encajan en el espacio, con paredones, alambres de púas, son gigantes, entre otras cosas. No generan belleza como las originales, coincidían los estudiantes. Esto también es por un cambio en el avance del tiempo. No quiero hacer una crítica a la casa o a las personas que las habitan. Es una crítica sobre la belleza, por la poca belleza que aportan. Esta belleza es algo que se paga cuando se pierde. El paisaje tiene un valor, si esto se pierde, claro, la propiedad va a perder valor.  Cuando vas a un lugar turístico que con el transcurso de los años se pone horrible, sí, pierde el valor. Cuando Ciudad Jardín deje de ser bella, bueno, habrá un problema. Se pagará muy caro.

El tema es cuando todo está librado al azar. Si conservar tuviera un beneficio, por ejemplo, para el vecino de Ciudad Jardín que conserva el frente, entonces tendría sentido. Pero como todo vale, no hay una norma, bueno, prevalece la individualidad. Entonces, el conjunto se torna heterogéneo, esto genera la pérdida de valor. En algunos lugares, por ejemplo, Merlo, San Luis, hay obligación de construir con techos de tejas de cierto color, para que este color sea parte del paisaje que atraviesa el verde. Bueno, son normas. Las personas tienden a transgredirlas, pueden querer poner techos de vidrio. Pero bueno, por el paisaje, la norma tiene sentido.

Entrevista: Rodrigo Arreyes
Fotos: Cedidas por el grupo del profesorado del ISFD Nº 34.

3 comentarios sobre “Problemáticas de accesibilidad en Ciudad Jardín: crean un mapa colaborativo

Agrega el tuyo

  1. Excelente trabajo soy alumna de la profesor a Prieto partcipamos del mapeo sobre luminarias..una gran experiencia …una estupenda docente..agradecida por haberla tenido en mi formación docente. .

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: