#3poemas1poeta Vera Grimmer

(1993, Argentina). Poeta y gestora cultural. En este momento, estoy trabajando en mi tesis de la Licenciatura en Gestión del Arte y de la Cultura (UNTREF). Formo parte de un grupo de investigación sobre espacios de memoria de mi universidad. He participado en festivales y eventos como productora y asistente de producción. Recito poesía en espacios culturales desde el 2013, a veces acompañada de un pequeño sintetizador: el monotrón. En el 2015, publiqué mi primer libro de poemas ¡Sálvese quien pueda! por Elemento Disruptivo Editora. En el 2017, El Rucu Editor presentó mi plaqueta Loop & desborde. Me gusta mucho escribir, pero a veces también disfruto de desenchufarme de todo y ver comedias románticas por días enteros.

acto fallido

yo no sé si todo esto que estoy haciendo está bien
la tesis, la beca, la tesis, la beca
me vengo olvidando cosas en las casas
casos en las horas y no alcanzo, no llego a romperme del todo
la tesis, la beca, la tesis, la beca
o es la vida o soy yo que voy como una trompada limpia
hacia el centro fatal, ese momento donde ya no podés hacer más nada
me vengo olvidando casas en las cosas
y nunca me acuerdo de mandar el mensaje en el momento correcto
escribo párrafos enteros de un lenguaje que no es el que hablo
la tesis, la beca, la tesis, la beca
me dijeron que esto que digo lo tengo que encontrar debajo del suelo
¿se romperá la raíz si aprieto con fuerza?
descanso en mi capacidad de poder dar y no escribo
cuando son ellos los que dirán si esto que va a venir
es aprobado o desaprobado
ojalá esto que entrego fuera una muestra de cariño
mientras tanto,
la tesis, la beca, la tesis, la beca
o es la vida o soy yo que voy y vengo
con la terquedad de un archivo de word.

 

 

ayer me hablaron de tantas cosas
y yo dije tantas otras
me hablaron de un lugar al que quiero ir
un lugar que por ejemplo, fabrico en los castillos de mi mente
le doy forma con unas manos que me crecen ahí adentro
porque acá lo que tengo en este cuerpo no alcanza
tengo que inventarme otro cuerpo en la mente para ahondar en una pista, un parque
cierro los ojos y veo una ciudad adoquinada, llueve
hay luces en algunos espacios abarrotados de gente
y yo ahí mirándolos de lejos
como si ese sueño me devolviera una parte de la percepción
de la vivencia tangible
me dicen el lugar y yo sé todo lo que sé
pero no, no fui
mi corazón se ensancha y viaja de costa a costa a destinos impredecibles y exquisitos
vuelve a mí cuando sabe que estamos acá
y que por un tiempo vamos a seguir hablando de estas cosas y tantas otras
¿será la palabra un proyectil,
un dardo certero en el ojo de la tormenta?

 

 

querido diario, estoy destrabando algo
todavía quedan muchas cerraduras y puertas sin nombre
las golpeo y nadie atina a abrirme
entonces del bolsillo saco las llaves tintineantes,
y si ninguna funciona,
pido barro prestado para sentarme a crear
la llave para pasar al otro lado.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s