Arte en las aulas, en las calles

WhatsApp Image 2018-08-18 at 6.44.31 PM.jpeg
Fotógrafa: Catalina Álvarez Arancón

Carla Álvarez es una de las artistas plásticas jóvenes de Tres de febrero, quien milita su trabajo en este contexto social complejo en el cual, como creemos desde El Tresdé, es urgente no aislarnos y lograr decir lo que queremos decir. No enmudecernos, ni esperar que algún centro o poder autorice nuestra subjetividad, es nuestra tarea y la suya. La entrevistamos para que la conozcas y te halles en su obra.

Carla, ¿qué buscás antes de comenzar tus dibujos y pinturas?

Siempre empiezo con una idea que puede tener que ver con el contexto social, precisamente alguna temática como educación, derechos; hace un tiempo largo, que vengo trabajando con “la mujer” como tema, de hecho, casi todas mis imágenes están representadas por dibujos de mujeres. En otros momentos, trabajo sobre la base de alguna canción, las canciones que me gustan: escucho alguna frase en particular y eso me dispara una idea para intentar plasmar en imágenes. Lo que yo veo es que trato de reflejar con la imagen un poquito la realidad, que no sea una imagen al azar. Muchas veces, parto de una necesidad de dibujar alguna imagen. Pero últimamente, tengo como un disparador previo que intento respetar. También empecé a trabajar en collage y eso me ayuda porque utilizo un poco el texto que recorto. Escribo bastante también en los cuadros, frases resonantes en cuanto a la temática que intento abordar.

IMG-20180818-WA0013 (2).jpg

Mirá tus obras, ¿qué encontrás en ellas, cómo te encontrás con ellas?

Me parece que el arte no es ajeno a nuestro entorno y me parece que la artista o la laburante del arte no puede estar sin dar cuenta de lo que sucede alrededor. Quizás a mí me tocan unas temáticas más precisas como la educación, los derechos de la mujer, la fuerza femenina que me resulta muy personal, que tiene que ver con un lugar mío en la vida, familia de mujeres, la figura masculina bastante ausente durante bastante tiempo, la guerrera; es una referencia la imagen femenina en mis obras. Y es por esto que me cuesta despegarme de la imagen figurativa. Más allá de que me gusta mucho la mancha y el juego con la materia, en este momento preciso de mi hacer y del país y del mundo, me parece que la imagen debe comunicar.

IMG-20180818-WA0019 (2).jpg

Según lo que decís, ¿lxs artistas son comunicadores sociales, dicen en contexto?

Sí, lxs artistas en todas las ramas somos comunicadorxs, que podemos embellecer lo que decimos y no ser tan crueles con la imagen, podemos ponerles colores más vivos a lo que vamos a plasmar en la obra. Esto que comunico yo tiene que ver con lo que me sucede y gradúo para que no sea una imagen tan oscura, entonces trato de compensar la imagen con el color o el color con la imagen. Trabajé mucho en blanco y negro, sin embargo. Me gusta hacerlo con la línea, jugar con los fondos, pero siempre consciente de que hay un disparador que tiene que ver con el contexto social.

Además de un espacio personal, ¿creés que tu arte supone una intervención social? ¿En qué sentido? Contanos tu experiencia militante desde el arte en este último tiempo.

Más allá de la producción en soportes más convencionales, empecé a ver de qué manera mi producción se podía expandir y distribuir. Comencé a hacer pañuelos intervenidos para fechas específicas, como el 24 de marzo y las últimas manifestaciones de mujeres, ya que los pañuelos son un símbolo mundialmente reconocido, por representar la fuerza de nuestras abuelas y madres luchadoras. El último 24 de marzo, por ejemplo, con unos sellos que armé en goma espuma, fuimos a la marcha a estampar pañuelos con otras compañeras y los repartimos. El objetivo era que todxs tuvieran su pañuelo con una intervención artística personal, con alguna palabra y con esta idea de que el arte no es solamente algo para observar y que está en un solo lugar, sino que el arte también toma espacios y llega a otros lados. A mí eso me pone, como artista, en contacto con otrxs y me permite estar parada donde quiero estar, plantar bandera con lo que hago, decir lo que quiero decir. Trato de ser fiel a mis ideales y convicciones, entonces me gusta poder estar presente en encuentros tan importantes y tan sensibles, estar en actividad en esos lugares tan fundamentales.

IMG-20180818-WA0017 (2).jpg

¿Trabajás con otrxs artistas?

Con amigas hacemos pintura en vivo. Somos un grupo que se llama “Plateado sobre plateado” y surgió como una necesidad de mostrar el proceso, que el laburo no quede entre cuatro paredes. También participamos en eventos con otras disciplinas artísticas, como música, poesía, teatro; estar pintando allí en vivo nos permite interactuar y recibimos la respuesta del que pasa, ve, pregunta; dejamos de ser laburantes solitarixs. De esta manera, intentamos conectar con el afuera, con lo que va pasando y absorber también lo que se dice, la música que suena, interviniendo la obra con palabras de la poesía que en el mismo momento se lee. Es una experiencia súper enriquecedora, nos reposiciona porque hasta podemos trabajar lo corporal.

IMG-20180818-WA0004 (2).jpg

También trabajás compartiendo a niñxs y jóvenes tus saberes y experiencias como artista plástica, ¿dónde? ¿Cómo? Contanos un poco ese recorrido docente

Sí, otra parte muy importante en mi vida es estar con lxs pibxs, en escuelas, en centros culturales, en el taller. Hubo un tiempo en que trabajé en un centro de salud mental y ésa fue la experiencia más hermosa que viví como facilitadora de arte (la palabra docente o profesora no me termina nunca de cerrar). Estar con lxs pibxs es un proceso creativo increíble, porque tengo que captar su atención y generar ese hacer. Y eso me obliga a estar todo el tiempo ideando cosas nuevas, buscando nuevas formas, aprendiendo y eso también me nutre como artista. Todo lo que hago es para sumar, voy transitando diferentes lugares de aprendizaje. Me refiero al trabajo en secundarias, en primarias y en taller, esto último ya desde hace casi 7 u 8 años.

IMG-20180818-WA0011 (2).jpgEl “Taller Crisantemo”, ¿verdad?¿En qué consiste ese espacio que sucede en la Biblioteca Popular del barrio en que residís, Ciudad Jardín?

Ése es un espacio para niñxs, con el eje en el juego, en la investigación, en la búsqueda para adquirir conocimientos más específicos sobre el arte, sobre las posibilidades de hacer, sobre materiales, técnicas, otrxs artistas. Trabajar mucho con el compartir y ver qué hacen lxs otrxs y que eso sirva para generar un nuevo proceso creativo. El taller va transformándose todo el tiempo, porque cada niñx que llega trae algo consigo que permite que se dispare un montón de cosas nuevas. El broche de oro del taller es la muestra de fin de año al aire libre, en la Plaza de Lodelpa. Siempre invitamos a otrxs artistas de la música, del teatro y que vayan pasando cosas espontáneamente. Es un momento hermosísimo, que me sorprende por sus resultados año a año.

WhatsApp Image 2018-08-18 at 10.31.26 AM.jpeg

¿Y el espacio público? ¿Cómo lo intervenís?

Este año, tuve la suerte de hacer una rayuela en la puerta de la Biblioteca Popular de Ciudad Jardín –dentro ocurre el Taller Crisantemo con lxs niñxs, sobre el cual conté-, un proyecto que se venía dilatando. Es una rayuela pensada de manera distinta a la convencional. Cuenta el comienzo a partir de un libro y de pintar cada número con algún símbolo que represente a ese número o que nos represente a nosotrxs; por eso en esta rayuela hay pañuelos, un reloj vinculado al tiempo y se va contando una historia hasta llegar al diez. Es para jugar, para ver, está ante la mirada de todxs. La pinté en vivo en un festival que se hizo para el 25 de mayo, trabajé ahí con lxs niñxs y adultos que iban preguntando mientras se iba realizando.

Siempre tuve el deseo de intervenir las plazas, de cambiar la estructura, de intervenir los juegos. Algo de esto ocurrió los días previos al 8A, por ejemplo. Con amigas, venimos ideando un proyecto de intervenir los pisos, con baldosas, vinculado a la idea de encontrar un mensaje donde pisamos, mientras vamos caminando cabizbajos. Y que ese mensaje pueda ayudar a ir mirando un poco más hacia adelante. Es un proyecto que está esperando florecer. Pintar en el espacio público es un deseo grande de cualquier artista, porque son lugares donde se ve, se transita y puede incluso ser, a su vez, intervenida la obra por otrxs. Y eso hace que cobre una vida distinta.

Entrevista: Pamela Neme Scheij

Fotografías facilitadas por la entrevistada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s