Las mujeres somos ejemplo de unidad

22550527_1485751004851791_7144492108907047783_o.jpg

Son días intensos para aquellas mujeres que, interpeladas por esta oleada feminista, hemos tomado un papel protagonista en la escena política. Vivimos una coyuntura en donde nuestro pueblo asiste a un ajuste brutal, en donde recurrimos al FMI para financiar la fiesta de unos pocos en desmedro de los derechos y sueños de lxs más humildes.

En este contexto, hemos sido las mujeres quienes construimos el primer paro a Macri, la Ley de paridad, el Ni Una Menos y la media sanción del Aborto Legal Seguro y Gratuito en Diputados. A fuerza de movilización y resistencia, copamos la agenda pública para arrancarle derechos a este gobierno para ricos. Lo hicimos en Unidad, con paciencia y sororidad. Lo hicimos desde abajo hacia arriba, construyendo un gran monstruo sin cabeza, o con mil cabezas, no sé.

Hoy somos muchas las mujeres que podemos desnaturalizar la violencia y que comprendemos que el aborto clandestino es un flagelo porque nos obliga a vivirlo desinformadas, avergonzadas y muchas veces en soledad. Personalmente, este debate me ayudó, como a tantas otras, a “salir del closet” y poder contar lo que me había pasado.

22499140_1485750251518533_1764752088607865220_o.jpg

27337300_945416295619184_1132650275181401857_n.jpg

A los 26 años, me enteré que estaba embarazada y decidí abortar. No quería ser madre, pero al mismo tiempo sentía culpa por creerme una mujer con las herramientas necesarias para no llegar a esa instancia. Si en mi tarea militante ayudaba a otras a vivir una vida sexual plena, libre de violencias, ¿cómo me podía pasar a mí? En ese momento, no entendía ni qué era el patriarcado y mucho menos me consideraba feminista. Luego de hablar con mi mamá, entendí que el aborto es un hilo rojo que recorre todas las generaciones de mujeres en nuestras historias familiares, que ser madre no es siempre la única opción.

La falta de información hizo que este proceso se extendiera un mes y medio, tiempo en que fui violentada por médicos, enfermeros, farmacéuticos e incluso por mi pareja. Accedí al tratamiento con misoprostol gracias a que conocía el libro “Cómo abortar con pastillas”, pero la ansiedad me jugó una mala pasada. Repetí el proceso tres veces, estuve con gastritis durante 30 días, recorrí hospitales y clínicas privadas. Fue muy difícil hasta que logré contactar a profesionales amigables del Hospital Eva Perón que me ayudaron a terminar el proceso de interrupción de manera amorosa y sin miedos. Aprendí lo dañina que es la clandestinidad y lo simple que puede ser un aborto cuando la salud pública está al acceso de todas.

Cuento mi experiencia porque puedo hacerlo, porque no tuve el destino de las más de 3000 muertas por abortos clandestinos. Lo cuento porque, pase lo que pase en Senadores, la historia ya cambió. Las mujeres estamos escribiendo una nueva historia, en donde hasta el dirigente político más lúcido queda en off side, en donde parimos Unidad para transformar.

22528975_1485750418185183_5229935908079029709_o.jpg

Lo que hoy se está discutiendo en el Senado es nuestro derecho a decidir, a tener autonomía sobre nuestros cuerpos, a vivir la maternidad de manera gozosa, a que la salud pública esté en función de las más pobres y no del negocio de la clandestinidad. Quienes voten a favor estarán consagrando un escalón más hacia la Justicia Social; quienes voten en contra serán responsables directos de las muertes por dejar al libre mercado administrar el costo de nuestras vidas y la explotación de nuestra libertad.

 

Texto: Lis Diaz. Militante del Movimiento Evita.

Fotografías: Denise Fernandez. Fotógrafa y estudiante de la Licenciatura en Artes Audiovisuales de la UNA. Militante del Frente de Mujeres del Movimiento Evita y de la red de consejerías feministas “La hoguera”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s