La otra Hoguera: consejerías feministas

30443579_199024850884310_2189783097271123968_n

Cuando el Estado se retrae y abandona a las mujeres, lesbianas, travestis y trans, nos niega. Cuando el Estado omite nuestros derechos y ejecuta su poder neoliberal y patriarcal, nos asesina. Porque nos deja desprotegides, porque nos escatima recursos para cuidar nuestras cuerpas, porque quema y barre las cenizas de sus obligaciones, que son nuestros derechos, que son nuestras posibilidades, que son nuestra misma vida libre y digna.

Sin embargo, y gracias a las espinas que nos arrancamos para cuidarnos, para defendernos, para juntarnos y salir a la calle a conseguir todo lo que necesitamos y nos siguen quitando; gracias a la perseverancia y el crecimiento masivo y aguerrido del movimiento de mujeres, lesbianas, travestis y trans, es que trazamos caminos alternativos a ese Estado. No lo suplanta, no le aliviana responsabilidades, no. Pero sí lo sortea para salvarnos a nosotres mismes y no esperar a morir en una zanja calada por el poder perverso que ese Estado no apuntala, que, en muchos casos, alimenta.

Una de las organizaciones de mayor crecimiento y diversificación militante en los territorios más vulnerados por el avance del Mercado y la ausencia del Estado, es el Movimiento Evita. Particularmente, su Frente de Mujeres trabaja con esas poblaciones apuntando a las problemáticas de géneros, centrándose en el conflicto social (y en los casos particulares, claro) de la violencia hacia les compañeres mujeres, lesbianas, travestis y trans de los barrios. Pero además, y como alerta ante la urgencia y la indiferencia estatal, también se ocupan del acceso al derecho a la salud de esa población, acompañando a quienes lo requieran en procesos específicamente de salud sexual y reproductiva integrales.

Toda la observación de estas realidades, todo el aprendizaje transitado y toda la ayuda brindada hoy se estructura, en el Área Metropolitana de Buenos Aires, en una red de consejerías feministas llamada LA HOGUERA. Que se encuentra abierta a todes para encontrar, como su nombre lo indica, consejo, compañía, asesoramiento, calor de otres que comprenden y tienden su mano, facilitan información, tan necesitada y tan ocultada. Construyen, colectivo y popular, el empoderamiento para salir de las sombras, de la violencia, del aislamiento.

En Tres de Febrero, el proceso de autogestión de la consejería feminista, que ahora forma parte de la red feminista LA HOGUERA, tuvo un recorrido como el descripto y sus funciones hoy son esas: acompañar en casos de violencia de género y en interrupciones de embarazos, decididas libremente y con información por las personas gestantes, en un marco de educación sexual integral (otra conquista estatal que este gobierno actual desfinancia y sistemáticamente impugna). Si bien los acercamientos suelen darse de boca en boca o vía red social, les compañeres propician un encuentro personal para conocer a quien precisa la ayuda, asesorarle para que pueda tomar sus decisiones autónomamente y saber cuáles son sus derechos. También, en los casos de interrupción de embarazo, se acompaña desde la primera ecografía hasta la última confirmación; o bien, en caso de que en el proceso la persona gestante defina continuar con el embarazo, es acompañada igualmente en ese camino.

Sol-4021.jpgEn este presente de vaciamiento de nuestros bolsillos y de las instituciones por parte del poder neoliberal y patriarcal que enarbola el gobierno nacional, provincial y distrital, les compañeres de LA HOGUERA denuncian las carencias públicas en términos del derecho a la salud sexual integral. Las salitas de los barrios ya no entregan anticonceptivos. Ni disponen de ecógrafos para llevar adelante la atención primaria. En los hospitales del distrito, no están colocando implantes subdérmicos para evitar embarazos no deseados, ni facilitan pastillas anticonceptivas. Incluso, las trabas exceden la falta de recursos, ya que muchos profesionales se niegan a ligar las trompas o ponen en duda la libre determinación de les compañeres, tratando de persuadirles, omitiendo su decisión de no tener más hijes o de, directamente, no tener ninguno. Es por eso que desde LA HOGUERA también se alerta sobre la altísima importancia de que los profesionales de la salud puedan formarse en una perspectiva de géneros que les posibilite acompañar adecuadamente a la población en el cuidado integral de su salud, de manera respetuosa, empática, amorosa y sin vulnerar sus derechos.

La red LA HOGUERA está compuesta por militantes, por amas de casa, profesionales idóneos, vecines en general. Para quien necesite acceder a estas consejerías, puede contactar con la organización vía Facebook @lahogueraconsejerias y desde allí derivarán la consulta al territorio correspondiente, por ejemplo, Tres de Febrero. Otra posibilidad, también por ese medio, es escribir a la Red Promo Gen.

A pesar de este contexto que nos vulnera doblemente por ser mujeres, lesbianas, trasvestis y trans, LA HOGUERA es una posibilidad cercana de no quedarnos encerradas aceptando la violencia machista sobre nuestras cuerpas. Desde allí, les compañeres afirman que, en las últimas semanas, aumentó la demanda de información y pedido de acompañamiento para interrumpir embarazos. Creen que esto no sólo es así por el ajuste y la indiferencia de las instituciones estatales que denunciaron anteriormente, sino además porque, felizmente, el aborto va perdiendo su carácter tabú -y en esa lucha está el Frente de Mujeres del Movimiento Evita, junto a la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, como lo está  todo el movimiento feminista-. Que las personas gestantes se acerquen a pedir ayuda para no quedar atrapadas en una maternidad no deseada, que se animen a contar su experiencia y sus necesidades con mayor confianza en el entendimiento de les otres y mayor empoderamiento de sí, es ya una lucha ganada que lima las patas aplastantes del patriarcado.

Texto: Pamela Neme Scheij

Foto: Sol Lorenzo

 

2 comentarios sobre “La otra Hoguera: consejerías feministas

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: