Nuestra isla verde: alto costo de las low-cost

¿El tan rimbombante “progreso” supone que algunxs se llenen los dedos de saliva para contar billetes que no repartirán, mientras tapamos la tierra con asfalto hasta morirnos?

¿”Progreso” es desmontar y construir sobre nuestros pulmones? El aire que respiramos depende de áreas verdes como la que están aceleradamente desmontando, arrasando, al ladito de tu casa.

En los alrededores de la Base Aérea de El Palomar se encuentran los terrenos que componen casi el 50% de la superficie verde de Morón. Estos no sólo renuevan nuestro aire, sino que permiten que no nos inundemos hasta la cabeza en Morón, en Tres de Febrero, en Hurlingham, cada vez que una tormenta nos cae encima.

33826532_798433373678595_1958663644283666432_o

Para avistar aves y otras especies, para oler el aroma de las flores o sentir la caricia de los pastizales, para descansar del bullicio y el estrés, no hace falta tomarse un avión. Por ejemplo, subirte a un avión low cost en el aeropuerto súper trucho de El Palomar, te permitiría viajar ahorrando dinero, claro. Y también te permitiría ver desde arriba este espacio verde, natural, vivo que debemos proteger entre todxs, ya que el Estado no lo hace como debería.

Un espacio verde porque la naturaleza predomina para, generosamente, dejarnos seguir en pie. Una ISLA VERDE, literalmente, rodeada de un océano de cemento, sobre el que construimos nuestras viviendas, nuestros negocios, nuestras vías de circulación cotidiana.

Las reservas naturales urbanas brindan muchos beneficios a la comunidad, porque además de preservar nuestra salud, fomentan la relación entre las personas y su entorno. Y se generan oportunidades para la educación, la investigación, la capacitación y el turismo. Es urgente, antes de que terminen de devastar este espacio, que se lo declare RESERVA NATURAL URBANA y así poder exigir su conservación y respeto con más herramientas, para que no la destruyan, para que no nos destruyan.

33923504_798927340295865_5444893962861019136_o.jpg

A la Organización Isla Verde nos podemos sumar todxs y ¡cuán necesario es que lo hagamos, como cada unx pueda!  Porque la sustentabilidad de la naturaleza significa nuestra vitalidad como especie humana.

Tenemos una Reserva Natural Urbana que nos permite continuar con nuestra vida familiar en el barrio y ante nuestros ojos la están destruyendo, a falta de conciencia y de información; sólo a favor de intereses de quienes se llenan los bolsillos y huyen.

Necesitamos reconocer el problema y exigir que esta Reserva se declare legalmente como tal cuanto antes, porque nada están dejando.

En el sitio web de la Organización se cuenta la historia de la misma, el proyecto para frenar el acoso y conservar estas hectáreas de interés colectivo; también cómo y por qué formar parte, hacernos cargo, en fin, empoderarnos por nosotrxs mismxs y por quienes nos sucederán.

Ingresá a http://www.organizacionislaverde.org y contactá a quienes ya vienen “sumando conciencia” vía Facebook @proyectoislaverde

 

Texto: Pamela Neme

Imágenes: Isla Verde

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: